Juicio Norman Atlantic

Primo del Sorrento y de otra veintena, era uno de esos ferries de chimenea en arco de los astilleros de Visentini, en la noche del 27 al 28 de diciembre de 2014 tuvo un incendio donde murieron 31 personas, tras decidirse si se iba a juzgar en Grecia o en Italia, finalmente ahora comienza el juicio en Bari.

La pena más grave, 9 años, se ha solicitado contra Carlo Visentini, representante legal de la empresa Visemar di Navigazione, propietaria del buque, para el capitán del buque, Argilio Giacomazzi y para Ioanni Vardinogianni, representante legal de Anek Lines, que había fletado el ferry, los considera responsables de naufragio y homicidio múltiple con el agravante de culpabilidad consciente. Otras 21 personas están también acusadas por el accidente con penas menores.

Según la fiscalía, “Las deficiencias en la gestión del Norman Atlantic que surgieron de la investigación fueron numerosas. Había inmigrantes ilegales a bordo y los camioneros en el garaje a pesar de las prohibiciones”. “Los que van por mar y tienen un servicio de transporte de pasajeros tienen que priorizar la seguridad de las personas. Ay aquí esas personas no han encontrado formas adecuadas de seguridad. La ruta trazada fue la económica y comercial aspectos para ganar lo máximo posible con esta actividad. Esto surge objetivamente”.

El accidente costó la vida a 31 personas, 11 murieron por exposición al frio y ahogamiento, 19 nunca se encontraron y siguen desaparecidos, mientras que el cuerpo de un niño nunca identificado fue encontrado carbonizado en los restos, se cree que es uno de los jóvenes inmigrantes ilegales que abordaron escondido en los camiones, además de las lesiones de unos sesenta de los aproximadamente 500 pasajeros.

Esta entrada fue publicada en Derecho y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *