Armas veta los eléctricos en Cádiz Canarias

Concretamente no ha sido Armas, sino Visemar que es la propietaria del Ciudad de Valencia, un ropax de los que hace Visentini como churros, aunque propiedad del astillero, el barco es operado por Armas, Trasmediterranea. Visemar prohibió tras el verano embarcar en el buque vehículos 100% eléctricos porque habían producido incendios en otros barcos y el armador no quería asumir el riesgo.

Razón no le falta, en rutas relativamente cortas, Baleares, Adriático, Egeo se puede intentar ganar puerto o desplegar medios MIRG desde tierra para dar apoyo a la tripulación, contener el incendio e intentar ganar puerto, si los medios del buque no son suficientes. En un trayecto de casi 900 millas, como te pille en medio ganar puerto es difícil y enviar medios de salvamento complicado, así que como en los mega cruceros lo mejor es que no te pille.

Los que andan con el cuento de los eléctricos venden que las posibilidades de que ardan no tienen que ser mayores que para los de combustión, lo cual, ahora que son nuevos y las cargas se hacen mas o menos correctamente puede ser cierto, pero el problema viene cuando pasa, el fuego de un eléctrico nada tiene que ver con un convencional, gases, mayores temperaturas e imposibilidad de apagarlos complican la película a los tripulantes y pone en un compromiso a los pasajeros. Obviamente, la preocupación de los italianos es por el barco que es donde tiene la pasta.

Esta entrada ha sido publicada en Comercio y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *