Abordaje y hundimiento del Britannica HAV

Informe de la investigación liderada por Malta del abordaje y hundimiento del mercante Britannica HAV el 20 de marzo de 2018 por el pesquero Deborah en el Canal de la Mancha

Aunque es un informe más de los muchos abordajes que ocurren casi a diario, tiene una parte interesante que comentare luego, estos malteses sorprenden de vez en cuando.

Para ponernos en situación el Britannica HAV es un carga general de bodega única de 82 metros de eslora, 1521 toneladas de Gt, con 7 tripulantes y bandera de Malta, el puente es de esos que recuerdan a los barcos del Tente cuando solo tenías una pieza de 4 y otra de 2. El Deborah es un pesquero belga de 38 metros de eslora y 6 tripulantes.

El 20 de marzo de 2018, el Britannica HAV que había salido de Pasajes, cargado de vigas de acero para Keadby, (UK), procedía a entrar en el dispositivo de separación de Tráfico de Dover con rumbo E-NE, mientras que el Deborah, que había salido de Milford Haven navegaba hacia el SW en demanda una zona de pesca cerca de Le Havre en Francia. La visibilidad era buena, había luz diurna y el viento era de NE fuerza 4/5.

El oficial del Britannica HAV, que provenía de la pesca, observo el pesquero, viendo que le iba a cortar la proa y conocedor de los derechos no escritos e inescrutables que gobiernan sus navegaciones, cayo 10º a Babor para aumentar la distancia de cruce de 0.5 a 0.7, ademas, dedujo que aunque llevaba las marcas de dedicado a la pesca, por su velocidad, 12 nudos, y por llevar las redes arriba estaba en navegación y no pescando.

Poco después, observo en el radar que el CPA se iba a cero, intento llamar al pesquero sin respuesta por el 16 y 13, puso el timón a mano, metió todo a estribor y acciono el tifón para alertar a propios y extraños, minutos después el pesquero se clavaba en la banda de babor.

Tras el abordaje el mercante comenzó a escorar y el Capitán ordenó abandono. Todos los tripulantes fueron rescatados antes de que diese la vuelta. Posteriormente el barco fue remolcado al puerto de Le Havre y adrizado allí.

Como dicen los ingleses se produjo una situación de aproximación excesiva que derivo en el abordaje, el patrón del pesquero indicó que bajo un momento a hacerse un café al Galley y no sabe lo que pasó, salvo que apareció lleno de sangre y cristales.

Nada nuevo bajo el sol, quizá la suma de todos los condicionantes de la pesca, pero lo bueno viene aquí, y va de diseño y construcción.

Los Malteses constatan que el Britannica HAV tenía una sola bodega corrida y aunque contaba con doble casco, los tanques laterales, su estabilidad no es suficiente para mantenerlo a flote «y derecho» con la bodega inundada. Dicen que si bien la OMI ha trabajado en esto, concretamente en el Capitulo XII del SOLAS (Medidas de seguridad adicionales para los buques graneleros) la mayor parte de las consideraciones solo se aplican para los de más de 150 metros de eslora, dejando en pelotas a la mayoría de los costeritos.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Abordaje y hundimiento del Britannica HAV

  1. José A. dijo:

    En ese punto concreto, lo raro es que no haya varias bofetadas diarias. Porque sustos y cuasi colisiones si que los hay.
    Todo bicho viviente que venga del norte y su destino sea Le Havre, tiene que hacer ese cruce a la salida del TSS. Generalmente va a tener varios barcos de diferentes tamaños y velocidades aproximándose desde el SW y ,salvo que tengas mucha suerte, navegas paralelo a ellos pero a la contra, hasta que encuentras un hueco. Alguno pasa al tresbolillo, haciendo slalom, pero son los menos.Todo esto suponiendo que el barco que cruza sea un costero o poco más. Si a los mercantes le añadimos pesqueros, la cosa se complica.
    En este caso, si el pesquero del accidente iba a cruzar la proa del Britannica a .5 nm., a cúanto pensaba pasar del pesquero que está a su Er?
    Todos o casi todos hemos perdido de vista la proa alguna vez durante la guardia; pero irte a por café en ese cruce,y con la proa «liada», parece un poco demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *