Pirateando el control desde Internet

La noticia saltaba hace unos días, en la revista Wired aparecía un reportaje sobre como unos hackers lograban asumir el control de un Jeep Cherokee a través de la conexión a internet del sistema de entretenimiento del coche, inmediatamente Fiat-Chrysler llamaba a revisión a unos 1.4 millones de vehículos vendidos en Estados Unidos.

Básicamente, lo más gordo que hicieron es detener el coche desde un portátil a 10 millas de distancia. Aunque el conductor estaba avisado que iban a tomar el control del coche, no se esperaba eso, inicialmente le pusieron el aire acondicionado a toda pastilla, le encendieron la radio y le sintonizaron una emisora de hip hop a todo volumen, le arrancaron los limpias y finalmente, le pararon el coche en medio de una autopista sin que desde dentro el «acongojado» conductor pudiera evitarlo. En el artículo, también se detalla que pueden bloquear los frenos o desconectarlos e incluso conducir el coche pero solo en marcha atrás, de momento.

Desde la Jeep dicen que hay que ser un experto para hacer eso, y que además es delito, sin embargo, han llamado todos los modelos equipados con acceso a Internet a revisión.

Hablando de coches y detenciones involuntarias, aquí hace no mucho había unas barreras de tren próximas a un inhibidor y era frecuente ver a coches, de esos que van sin llave, quedarse tirados al parar allí, ahora no hay paso a nivel así que ya no se suele ver.

Puente Norwegian Jade

En la parte marítima, ya hemos visto que el GPS y el AIS es posible desconfigurarlos o hackerlos con muy poca tecnología, pero el acceso a otros sistemas de una instalación portuaria o de un barco, tambien puede ser posible vía intenet, desde el ECDIS al sistema de lastres, válvulas de carga, maniobra o máquinas, cada vez todo está más automatizado e interconectado, seguramente pensando en que algún día se puedan manejar desde casa en una PS8 o desde un tugurio en Asia.

Por otra parte, la tecnología y las alarmas hacen que vez se olviden cosas tan sencillas como mirar por el portillo, tomar marcaciones, situarse sin usar el GPS, etc, ya no hablamos de usar el sextante o hacer un calculo de estabilidad, por ello, un error inducido o provocado en uno de los sistemas del barco tambien es más fácil que pase desapercibido.

Afortunadamente, los navieros no son unos derrochadores y mientras funcione lo antiguo son reacios a cambiar y modernizarse, a no ser que ello lleve algún tipo de ahorro en comida, agua o buzos, en ese instante, se vienen arriba llevados por los economistas de salón y son capaces de liquidarse a media tripulación a cambio de un ordenador y una campana para llamar al viejo.

Puente del quen Mary

Esta entrada fue publicada en Seguridad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Pirateando el control desde Internet

  1. Kenwood dijo:

    El paso a nivel ha desaparecido pero creo que el inhibidor sigue tocando….los mandos inalámbricos.

  2. Marmer dijo:

    Cierto, alguna puerta no se abre y algún Cayenne se ha quedado colgado pero puede que eso sea cosa de otro inhibidor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam y robots: