Sewol: sentencias

El Capitán se libra de la pena de muerte, pero le condenan casi a perpetua, con 60 años le caen 36 de cárcel, al Jefe 30 años y a otros 13 tripulantes a penas de hasta 20 años, aunque la BBC no especifica.

En la sentencia, parece que queda claro que no era la única persona responsable de la tragedia y se acepta que no había intención de matar, vamos, que homicidio por imprudencia, se llega a tener intención lo cuelgan.

Lo curioso es que dan con la tecla de las causas del desastre, pero ahí no entran, dicen que fue un cúmulo de ellas, como era de esperar, atribuyendo el accidente a una combinación de rediseños ilegales, la sobrecarga de la barco y la inexperiencia del oficial a cargo de la guardia.

Por las dos últimas, podemos aceptar que el Capitán tiene una parte de responsabilidad, pero de la primera, habrá alguien que ha aprobado y validado el despropósito de las reformas. Que al Jefe le caigan 30 años y otros 13 tripulantes penas de hasta 20 años parece igualmente desproporcionado y en cualquier caso es un a aviso a los navegantes.

El armador se dió a la fuga y finalmente le encontraron muerto, con lo que no ha podido ser juzgado. Triste epílogo de avaricia, tanta ansia en ganar más para quedarse sin disfrutar de familia o de sus millones. Aquellos armadores que estaban orgullosos de sus barcos y tripulaciones han sido sustituidos por capitales de riesgo o por estos empresarios que buscan el máximo beneficio con el mínimo gasto pasándose por el forro leyes y personas.

Esta entrada fue publicada en Accidentes, Derecho y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *