Accidente de Cabos

La terminal de Punta Lucero de Petronor era, y por el informe sigue siendo, uno de esos sitios donde era mejor no ir, a pesar de estar cerca de casa, las posibilidades de encontrarte con mar de fondo con la consiguiente la resaca y la corrida que sufría el barco hacía que aquello no mereciese la pena. Si tocaban mareas vivas, era aun más divertido.

Los daneses han publicado el informe del accidente del Torm Republican, el suceso ocurrió el pasado 3 de diciembre cuando un cabo partió a la altura de la gatera con la mala fortuna que le dio a uno de los marineros que por allí pasaba. La respuesta fue muy buena, el accidente fue a las tres de la madrugada y 12 minutos después ya estaba allí la ambulancia y aunque grave, el marinero se pudo salvar.

Las causas, como siempre un cúmulo de ellas, la terminal, el freno, el cabo, el momento de pasar, etc, pero llama la atención en las conclusiones esta frase:

Mooring arrangements are sometimes designed in such a way that they become inherently dangerous, which will challenge the way crews operate despite the efforts made to develop safe mooring practices.

La culpa de estos fallos de diseño al maestro armero, esta serie de «product carriers» está construida en la Hyundai, el superpuerto no se acabó y … como resultado tenemos un marinero herido, ¡A quién se le ocurre pasar cuando va romper un cabo!.

Torm3

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Accidente de Cabos

  1. Felipe dijo:

    La tripulación de esos barcos tan guays es de la India, y sus armadores son banqueros judíos a los que sólo les importa obtener el máximo beneficio. La pregunta es ¿para qué nos preocuamos e investigamos accidentes como este, en lugares de trabajo donde los europeos ya no podemos trabajar? ¡¡Personalmente me importa un pimiento la seguridad de los marineros pakistanís!!

  2. recalde dijo:

    Hola
    Para la cantidad de barcos y su tamaño que atracan, tampoco se dan tantos accidentes.

    • Marmer dijo:

      Bueno, de este accidente hay informe por la fatalidad de que le pillo al marinero, pero cabos se rompen y bastantes, (cuando es posible operar). Petronor es una de las grandes y como el corte ingles sale poco en prensa. En este accidente, a las mareas y mares de fondo que se meten, hay que añadir el diseño competente del barco.

  3. José dijo:

    Hay un chorro de barcos cuasi gemelos. En estos momentos hay uno atracado en Puerto del Rosario. Dependiendo de la «seriedad» de las crews, en algunos está prohibido pasar por encima o debajo de esos esprines; se gasta un poco más de tiempo y se sube uno a la pasarela.
    Por otro lado en el informe se ve un dibujito del castillo con un AB virando un largo. Muy bonito pero lo habitual es que se pongan en línea directa cabirón-manos, sin ningún monaguillo protector en el camino. Por otro lado, desde cuándo se meten los cabos en los cabirones por arriba? A mi me enseñaron de alumno, al principio de los 70, que era más seguro, aunque menos cómodo, meterlos por abajo para que si falta el cabo, el primer estacazo se lo lleve la cubierta, y no la cabeza del marinero.
    Y para los del informe: Un cabo de 11 metros por fuera del costado, con un costado de 6 o 7 y una caída de 2.5 m. es una aberración técnica. Si no hay más norays, se cruzan esprines o se dan largos desde cubierta y esprines desde el castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *