Mar de Marín – Sea Breeze

La titular del Juzgado de instrucción número 7 de Vigo destaca en el auto que «es el pesquero ‘Mar de Marín’ el exclusivo creador del riesgo jurídicamente desaprobado al interponerse en la trayectoria del mercante cuando se hallaba a escasa distancia del mismo». además, añade que «según resulta de lo actuado, la imprudencia del patrón del pesquero es de tal entidad cuantitativa y cualitativa que se constituye en causa determinante de la colisión», y que «no se hubiese producido si no hubiese tenido lugar dicha imprudencia». Diario Pontevedra

Entre las víctimas del accidente está el patrón, por lo que nunca sabremos que pasó por su cabeza o como llevaba el radar, la carta o los equipos configurados para haberla liado parda.

En cualquier caso, el auto sorprende por la claridad de los argumentos, mucho más, si tenemos en cuenta que no es un juzgado marítimo, (estos son militares). La rapidez de la sentencia es envidiable y encima nos deja algunas perlas con mucho sentido común, por ejemplo, cuando resalta que el capitán del «Baltic Breeze» no entendía las conversaciones entre el pesquero y «Vigo Tráfco» por no hablar español. Esto recuerda a lo del chino y el filipino hablando en mandarin para acordar maniobras, cuando el que va a la mar tiene que dominar el ingles marítimo normalizado, que son 4 frases hechas!!

Todo el auto, incluyendo el estudio de las luces del mercante, que estaban correctas, les da para el pelo a los «lolailos» que intentaban montar una teoría de la conspiración para culpar al Sea Breeze, lo malo de esta actitud tertuliana, que ya hemos visto con otros accidentes, es que se crean unas falsas expectativas para unas familias que ya están bastante conmocionaras y rotas por el dolor de la pérdida de unos seres queridos.

Después de los tertulianos, tenemos a la prensa escrita, la de Galicia y Asturias no suele defraudar en los temas marítimos, en este caso, la cobertura y conocimiento de El Diario de Pontevedra o La Voz de Galicia son correctos, los que tiraron de agencias (EFE?) y no enviaron a sus plumillas, la cagan en los detalles como «se le advirtió al capitán del pesquero, por parte de Capitanía Marítima, de que su maniobra (cruzarse en la línea de navegación del mercante), no era correcta».

Con esto se cierra la causa penal contra el Capitán del mercante, queda la vía civil, donde se reparten las culpas, y esperar al informe de nuestra CIAIM, que seguramente será muy didáctico. Los últimos accidentes con pesqueros han dejado un gran número de victimas y parece que eso que llaman el factor humano en esta tacada ha tenido mucho que ver.

Esta entrada fue publicada en Accidentes, Barcos, Cubierta, Derecho y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *