El castigo del movil

¡Qué tiempos en los que el Capitán era el amo de la barraca hasta llegar a puerto!, ahora una llamada de movil y a plegar velas, luego dicen que faltan marinos y profesionales, menos mal que siguen haciendo falta como cabeza de turco.

Serán inherentes al cargo de Capitán o patrón de buques las facultades siguientes:

  • Nombrar o contratar la tripulación en ausencia del naviero, y hacer la propuesta de ella estando presente, pero sin que el naviero pueda imponerle ningún individuo contra su expresa negativa.
  • Mandar la tripulación y dirigir el buque al puerto de su destino, conforme a las instrucciones que hubiese recibido del naviero.

Todo esto viene a la lectura de esta noticia:

Dos coches impiden el embarque de 170 pasajeros y 50 vehículos en el ‘Melillero’
Como resultado de ello, el buque, con destino al puerto de Melilla, zarpó a las 22.25 horas, dejando en tierra tanto a los pasajeros y vehículos, que no contaban con la tarjeta de embarque, como a los vehículos y pasajeros que sí tenían su tarjeta de embarque en regla.

No obstante, el buque regresó una hora más tarde a puerto para recoger a los pasajeros y sus vehículos, por lo que volvió a zarpar de nuevo a las 00.30 horas, acumulando un retraso de más de dos horas en su viaje.

La visión de algunos pasajeros.

Nadie menciona donde han acabado los de los dos coches tras el altercado, aunque seguramente hayan pasado la noche en prisión, estén a la espera de juicio y vayan a pagar los gastos ocasionados.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *