Giros bruscos en lanchas rápidas

Comentaba en mayo del año pasado un trágico accidente en aguas inglesas. Una familia, padre, madre y cuatro hijos, pasaba un día de mar en una potente motora semi-rígida.

Cuando iban a toda pastilla, la madre deja el timón al padre, que decide hacer un gracioso giro cerrado, el resultado es que todos salen disparados al agua. Como no tenía puesto el cable de hombre al agua, el motor no se paro y la lancha se quedó dando vueltas sin control sobre ellos, que flotaban en superficie con los chalecos salvavidas.

En sus vueltas locas sobre los náufragos, la hélice de la motora acabó por matar al padre y a su hija de ocho años, corto una pierna a la madre y dejo al pequeño de cuatro años con secuelas irreversibles?. La sangría hubiera continuado de no ser por un héroe que consiguió saltar a la motora y pararla. Las otras dos hijas también estaban heridas pero habían escapado de la hélice.

milly3

Las fotos de lo que era una familia feliz se pueden ver en el Daily Mail, pero la investigación técnica la publica el MAIB, aquí podéis acceder al pdf.

Está claro que hubo falta de conocimiento en el giro e imprudencia en no usar el cable de hombre al agua, pero lo didáctico está en el gráfico que va a continuación, donde se ve el movimiento que les echo al agua, para hacernos una idea de las fuerzas que se soportan en un giro brusco, más abajo os pongo el video de otros «guays» que acabaron mejor en EEUU. El ingeniero naval consultado considera esta tendencia de adrizamiento brusco como indeseable (no te jode!).

expulsion

castana

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Giros bruscos en lanchas rápidas

  1. GS2008 dijo:

    En vista de los imprudentes y las imprudencias que se ven, cables de «hombre al agua» obligatorios y cinturones de seguridad idem de idem, con corte de encendido si no están puestos.

  2. Felipe dijo:

    El calvo no se corta un pelo. Para que se le echen las churris encima es capaz de cualquier cosa…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *