Procesiones, Seguridad y sentencia en Aguiño

Llega el verano y con él, las tradicionales procesiones marineras, barcos de pesca y recreo llenos de amigos y conocidos, muchos contentos y alegres por las celebraciones y libaciones estivales. Y sobre todo, inconscientes de los peligros de La Mar, el manto de la patrona es grande y nunca pasa nada pero el peligro está, recuerdo los botitos de dos metros que el señalado día del Carmen salen desde las Canteras y llegan con sus asaderos al puerto de la Luz tras dar la vuelta a la Isleta y que una vez acabado el jolgorio vuelven ya sin luz a su maravillosa playa base en un acto de valor incalculable. La Voz de Galicia

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *