Temporal en Ulsan

Tres barcos fondeados se han ido a las piedras, los barcos estaban fondeados y el temporal era anunciado, pero seguramente no habría nadie en la oficina, cosas del fin de semana, para autorizar que se fueran, así que aguantaron hasta acabar varando. Noticia y más fotos

Hace años, con peor tecnología y previsión meteorológica menos barcos iban a la playa, ahora con anclas modernas, puentes y máquinas desatendidas, cuadros mínimos y toda la parafernalia, se observa que aguantan hasta el final, y algunas veces, se les hace tarde. Dada la poca capacidad de decisión que va quedando en los barcos, junto con la falta de capacitación de algunos, cada vez es más necesario que las administraciones tomen cartas en el asunto. Otra cosa, es pensar, que sin profesionales curtidos en la mar y mil batallas, el mismo problema esté ocurriendo en tierra. Por eso, como decía aquel, lo mejor no tener barcos, ni puertos, solo playas.

La buena noticia es que no ha muerto nadie y los 46 tripulantes han sido salvados.

Ulsan

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *