3 dias en una burbuja a 30 metros

El Jascon 4 era un remolcador-supply (AHT) contratado para el negocio del petroleo en Nigeria por la Chevron. El pasado 26 de mayo, mientras trabajaba en el amarre de un petrolero en la monoboya de Escravos en el delta del Niger, dio la vuelta y se fue a pique llevándose con él a sus 12 tripulantes.

jascon 4

Una vez perdido el barco, se desplegó una operación para recuperar los cuerpos de los desafortunados marinos y más probablemente, para ver que el pecio no averiase el sistema de tuberías, los anclajes de la monoboya o al siguiente barco que se amarrase. El remolcador se había quedado a 30 metros de la superficie flotando entre dos aguas.

Una vez desplegados los buzos, se esperaba encontrar a parte de los desaparecidos en los camarotes, dados los niveles de piratería de la zona, era probable que los libres de guardia estuviesen encerrados en ellos, pero la operación se transformo en un rescate a vida o muerte al descubrirse que se había formado una burbuja de aire con un superviviente. Jugándose el pellejo en un pecio inestable y con la prisa por salvar una vida, los buzos sacaron a un tranquilo Harrison Okene, que necesito de descompresión y dos días de cámara hiperbárica tras pasar tres días en la burbuja de aire. Dada su ubicación, tenia acceso a refrescos y distintas viandas con las que mantener el animo que flotaban a su alrededor.

A veces, como decía aquella hoja de ACTME, «Incredible can happen. Be prepared» La noticia en inglés. Por cierto, para la estadística, el que se salvo fue… el cocinero, como siempre pasa en las películas de Hollywood.

Vía Luis.

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *