Encuentro en alta mar

Un hombre navega en yate, cuando de repente, se percata de que está perdido, afortunadamente divisa un mercante en el horizonte, maniobra para aproximarse y grita:

-Los del mercante ¿Hay alguien?

-Al grito se asoman tres tripulantes

-¿Disculpen? ¿Podría Uds. ayudarme? He quedado de verme a las 7 de la tarde con un amigo, llevo media hora de retraso y no se donde me encuentro.

– Claro que si, le contesta uno desde el alerón. Se encuentra Ud. en un yate de la lista séptima, en latitud: 000° 02′ Este y longitud 39° 57′ Norte, abatiendo al SSE a medio nudo, son las 1834 UTC y el ocaso será en 22 minutos.

– ¿Es Ud. el Capitán? verdad? – pregunta el del yate.

– Si señor, lo soy ¿como lo adivino?

– Es simple, porque todo lo que ha dicho es técnicamente correcto, pero prácticamente inútil. Continuo perdido y voy a llegar tarde a mi cita ineludible porque no se que hacer con su información.

– Y Ud. ¿es político?

– Si señor. ¿Como lo supo?

– Es muy simple. No sabe ni donde está, ni para donde va, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, se halla exactamente en la misma situación en la que estaba antes de encontrarnos, salvo que ahora, por alguna extraña razón… ¡la culpa es nuestra!!!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *