Aiviq y Kulluk en problemas en Alaska

Los medios disponibles en Alaska se están empleando a fondo en medio de un temporal desatado para salvar a la plataforma de perforación Kulluk y al super-remolcador que la llevaba, el Aiviq. Nota de Prensa

121229-G-IA651-522-CG-resuce-from-Kulluk-635x454 (1)

121229-G-IA651-575-CG-resuce-from-Kulluk-635x454

PYBE10

El pasado jueves, a unas 50 millas al sur de la isla de Kodiak, (si miráis el Faximil, allí donde acaba de pasar la baja de 963 y apuntan otras) la plataforma Kulluk y el Aiviq rompieron el remolque principal, maniobrando en mar arbolada, el remolcador consiguió dar el remolque de emergencia, pero poco después, el Aiviq sufrió un fallo total de sus motores quedando sin propulsión en medio del temporal y derivando hacia tierra con la plataforma.

El viernes llego a la zona el cutter del USCG Alex Haley, que jugándose el pellejo en vientos de 40 nudos y mares de 9 metros, consiguió hacer firme un remolque al remolcador, que si bien no conseguía evitar la deriva, la ralentizaba. La plataforma y el remolcador, resultaron ser demasiada carga para el cutter del USCG y a las 06:30 de la mañana partía el remolque con tan mala fortuna que lo enganchaba en la hélice de babor. Con una sola línea operativa y en medio del temporal, desde el centro coordinador le ordenaban volver a base, mientras que desplegaban el resto de medios menores que les quedaban a la zona, el cutter Hickory, el cutter Spar y un Hercules HC-130 de la base de Kodiak.

Por parte de la Shell se han movilizado los remolcadores comerciales Guardsman y Nanuq, el primero ha conseguido hacer firme el remolque y también ha partido, pero la clave de la operación esta en el Aiviq, si no consigue desarrollar toda su potencia, ninguno de los otros dos remolcadores podrán con la plataforma.

Helicopteros MH-60 «Jayhawk» de la base de Kodiak han llevado repuestos para reparar los tres motores dañados y han iniciado la evacuación del personal no necesario de la plataforma, sin embargo el balanceo o cabeceo de la plataforma (es redonda), hacen la evacuación por helicóptero muy arriesgada, basta recordar el accidente durante el rescate del M/V Selendang Ayu.

Desde la petrolera Shell indican que el problema de la parada se debe a un fuel de mala calidad, manda cojones!! (el balance habrá hecho el resto) y que con los repuestos enviados por el USCG en helicóptero ya tienen todos los motores en marcha, siendo ahora la prioridad alejarse de la costa hacia el sur.

Si seguís un poco los nuevos remolcadores polivalentes, el M/V Aiviq era un hito, en el momento de su botadura se dijo que era uno de buques de clase polar más avanzados técnicamente del mundo y el primero de su tipo que se construía en los Estados Unidos, concretamente en la húmeda y calurosa Lousiana. El armador era la petrolera Shell y el barco había sido diseñado y construido expresamente para trabajar en su programa de perforación en aguas poco profundas frente a las costas de Alaska, su destino era los tempestuosos y gélidos mares de Beaufort y Chukchi. Es probable que todo ello fuera una imposición del Gobierno Federal, para permitirles trabajar en su aguas.

En cualquier caso, tras tres años y 200mU$, en marzo de este año se hacía a la mar uno de los mayores remolcadores rompehielos civiles, con 112 metros de eslora, 22 metros de manga y cuatro motores de 5444 CV habilitado para llevar 65 tripulantes y clasificado por el ABS como clase A3, a la que pertenece, por ejemplo, el Healy del USCG, la categoría máxima del ABS sería al A5 y en ella solo entrarían los rompehielos nucleares rusos. La mínima es la D0.

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *