Viking Victor

El 17 de septiembre los medios españoles se hacían eco de la situción del barco de apoyo Viking Victor, algunos llegaban a darle categoría de petrolero de llamas, y en su ignorancia de portada casi alertaban de un nuevo Prestige al no mencionar tamaño, ni cantidad de combustible abordo. Al día siguiente se hundió, arrastrando en silencio 60 toneladas de diesel. Nota de prensa oficial

Esta entrada fue publicada en Accidentes. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *