Los puentes del futuro

Hace ya algunos días que tenía pendiente el enlace que nos pasa Luis, se trata del nuevo diseño conceptual de puente de Ulstein junto con la universidad de Oslo. Se presentan como los mismos que revolucionaron el sector de los remolcadores de altura con la proa de hacha invertida.

El vídeo es espectacular y el concepto de las nuevas consolas de gobierno ya lo quisiera la Estrella de la Muerte, está claro que la generación de la Nintendo WII y la PSMove va jugar con ventaja. Como anticuado que me voy quedando en estos mundos virtuales, solo un pero, sí el Hal900 se vuelve loco o se queda sin pila, ¿aun podremos llamar al servo y a la máquina para que lo lleven desde allí? ¿Sabrán o se podrá hacerlo? ¿Habrá alguien por allí abajo?

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los puentes del futuro

  1. Astilla dijo:

    La proa hacha (axe bow) es de Damen:
    http://www.damen.nl/en/innovation/projects/sea-axe-bow

    De todas formas interesante artículo.

  2. josé antonio de santiago dijo:

    como decía Arthur C. Clarke, cuanto más sofisticada es una tecnología, más se parece a magia; así, viendo las imágenes no encuentro nada raro si lo miro desde el lógico punto de vista de la evolución de los medios por culpa de la electrónica digital, que es la repera, pero yo, que soy de la generación que tuvo que estudiar en Vapor la máquina alternativa y aprenderse el funcionamiento de la bomba Weir, prodigio de la técnica… de hace más de 1 siglo, pues comparto el comentario del Jefe Marmer, las ciencias corren mucho más de lo que yo soy capaz de no ya de asimilar, sino de «coscarme» siquiera someramente sobre de qué van, que se me quedan obsoletas antes de aprenderme el nombrecito, coñe. Por ejemplo, pedazo de ventanales panorámicos que se ven, en barcos para currar en mares en los que las olas tienen la misma mala leche desde hace, lo menos, 12.000 años, a ver si es que los noruegos han inventado el metal transparente, vamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *