Svitzer

Svitzer Salvage va intentar reflotar el «Napoleón Bonaparte», que aún está hundido de popa en 9,5 metros de calado en el puerto de Marsella. Las hélices están enterradas en el lodo, la sala de máquinas y las cubiertas 1, 2, 3 y 4 están parcialmente inundadas con alrededor de 30.000 m³ de agua. En la brecha, de 3×3 metros, se ha soldado una placa de acero de 36 m² y 7 toneladas. Se han ha instalado barreras y han fletado el buque tanque «Guyenne» para recoger el agua contaminada que saldrá de la zona de máquinas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *