Cuestión de horario

Si llega a izar la «P», nos hubiéramos ahorrado la carta de protesta

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *