Un delito sancionable

A este espabilado, no se le ocurrio nada mejor que decir que se hundía por el canal 16, mientras estaba tranquilamente sentado en su bote, pero le pillaron.

Ahora puede pasar seis meses en la carcel, además de pagar una multa de casi dos millones de las antiguas pesetas, que se añaden a los gastos que ocasionó que también se acercan a dos kilos. Nota de prensa.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *