Victory at Sea

26 episodios sobre la victoria aliada en la mar durante la Segunda Guerra Mundial, documento histórico en versión original. En esa misma web hay más joyas que ya pertenecen al dominio publico. También merece la pena echar un ojo a la iniciativa para ver si la Ley Sinde es capaz de cerrar Google (Docs), lugar donde algunos están subiendo enlaces a películas en www.tablasinde.com para probar la fuerza de la citada ley.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Victory at Sea

  1. Belabellatrix dijo:

    Sobre el comentario del Megawebmaster. Vamos a ver, hombre, el pirateo está fenomenal, todos podemos disfrutar de música, libros y películas por la cara. Ahora bien, ¿algún ingenuo se cree que de seguir con este saqueo las personas con talento van a seguir aportando cultura de verdad a una sociedad que tilda a los autores de ladrones y vagos pero que se pasa la noche haciendo cola por una entrada para ver a Cristiano Ronaldo, y que como mínimo le cuesta 90 €? Esto obviamente solo ocurre en un país llamado España.

  2. Marmer dijo:

    Saqueo el que sufro cada vez que grabo las fotos de las niñas en un CD y tengo que pagar el Canon, es como si a los concejales de Urbanismo, le exigiéramos un par de años de cárcel previos a ejercer por si cometen algún delito luego. En este país, los autores han abusado con la connivencia de los políticos, ahí esta la Ley Sinde aprobada con el apoyo de PPSOE y CIU. #Nolesvotes

  3. Belabellatrix dijo:

    Mira, el canon es el medicamento lenitivo que se introdujo en este país precisamente por el miedo que tenía la clase política a implantar las mediadas antipirateo que se aplican en otros países. Personalmente pienso que es una aberración, al igual que la Ley Sinde, que es la ley de la señorita Pepis. Patética, y lo digo por lo corta que se queda. Canon no, ley Sinde por supuesto que tampoco, leyes como en Francia y Alemania. Punto y pelota. El que quiera apropiarse de lo que no es suyo que asuma el riesgo y las consecuencias. En una ocasión presencié como una amiga mía en un supermercado se metía bajo el sobaco una barra de desodorante y salía por la caja como si tal cosa. Me impresionó, y te tengo que decir que llegué a admirarle por su valor. Lo que me revienta son los cobardes que además de robar tienen una conciencia tan endeble que necesitan urgentemente justificarse. Y como no, como buenos cobardes cargan contra el débil. Y luego continúan pagando el ADSL más caro de Europa, sufriendo sin ausencia de compentencia real en las gasolineras, en el suministro eléctrico, en telefonía móvil. Hasta los notarios son cuatro veces más caros que en el resto de Europa, pero aquí tragamos y comulgamos con ruedas de molino. Lo dicho, una gavilla de cobardes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *