Tener una flota (y sus tripulaciones)

A finales del mes que viene, Australia organiza su Octava cumbre sobre protección marítima y portuaria, como parte de los actos para celebrar el Día Marítimo Mundial, que allí durará una semana.

Mientras en algunos países se vive de espaldas al mar, los Australianos tienen claro que dependen de éste, y dado que su tráfico marítimo está mayoritariamente en manos de banderas extranjeras, ven negro, el poder responder al posible ataque a su comercio marítimo internacional si este se produce por delincuentes o por grupos terroristas. La situación cambiaría si pueden asimilarlo a piratería y aplicar la legislación internacional por estos delitos, pero la tímida respuesta en Somalía da que pensar que pasaría con terroristas o delincuentes.

Para salvar este obstáculo, observan dos salidas, re-abanderar la flota en Australia y aplicar las leyes propias, o llegar a acuerdos con los países del pabellón para poder actuar.

Lo que llama la atención, es que para ser una isla, grande pero isla, la primera opción, volver a tener flota con su bandera, la ven improbable. Los intereses que priman son los comerciales y desde hace mucho, los armadores han conseguido inculcar el simplista argumento de que las tripulaciones nacionales son la ruina por el sobrecosto que suponen. Además, puestos a buscar la protección de la bandera, parece lógico que los armadores elijan un país más potente, como hizo Kuwait con los EEUU en la pasada Guerra del Golfo.

Visto lo anterior, la administración Australiana se inclina por costosos acuerdos bilaterales con terceros países, lo que conllevará a una progresiva pérdida del resto de flota mercante, aumentando las necesidades y gastos en medios para defender barcos de terceros países. En el caso de Australia, el cabotaje es otro tema, ya que de momento, pueden y aplican un cierto proteccionismo.

En la situación de Australia se encuentran muchos países desarrollados, y en algunos, como nosotros, la necesidad de tener una flota nacional va mucho más alla del comercio internacional, sin ir más lejos, hace unos meses, los ingleses se las vieron y desearon para evacuar a sus nacionales en el norte de África, lejos quedan los tiempos de las Malvinas, donde pudieron alistar, además de su Armada, 3 trasatlánticos, ( QE2, Camberra, y Uganda), 8 ferries, 4 portacontenedores (el Atlantic Conveyor hundido), 7 cargueros, 15 petroleros y 8 remolcadores.

China es la excepción, a la vez que incrementa su poderío naval, está incrementando la flota bajo su pabellón, para reducir su dependencia de otras banderas en la importación de materias primas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Tener una flota (y sus tripulaciones)

  1. GS2008 dijo:

    Visto lo visto si fuese pirata, terrorista o lo que sea, no me acercaría a un buque chino. Si a los suyos los machacan por cualquier cosa, a los “malos” los convertirán en carnaza para tiburones por la vía rápida. Paises libres preparaos… habéis levantado vuestra veda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam y robots: