Taimyr en problemas

El incidente lo catalogan de nivel 0, posiblemente es una fuga en el sistema de refrigeración primario, si la situación se deteriora, cabe la posibilidad de parar el reactor para que se enfrié y aguantar con la propulsión diesel, de momento, ha interrumpido su misión de escolta a los buques en el río Yenise y está intentando volver a Murmansk. Mientras, otro rompehielos ha salido va a su encuentro en misión de rescate.

Según informan, el estado actual del circuito de refrigeración primario, en términos de presión y temperatura, se mantiene dentro del rango normal, y los niveles de radiación no superan el máximo. No hay contaminación del medio ambiente fuera de la carcasa de contención. Por parecido motivo acaba de parar Vandellos II y así, empezaron los japoneses en Fukushima.

El Taimyr fue el primer rompehielos nuclear diseñado para navegar por los istmos de los ríos de Siberia y por tanto, limitado en su calado a 8 metros. Construido para la Unión Soviética en 1989 por Wartsila, tiene 151 metros de eslora, 29 metros de manga y 50.000 HP.

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Taimyr en problemas

  1. Fulton dijo:

    La parada de Vandellós II poco tiene que ver:

    http://www.csn.es/images/stories/notas_informativas/isn_1h_06_05_11.pdf

    Lo que ha fallado es parte del sistema de agua enfriada («chillers») usado para climatización (por ejemplo de la Sala de Control). Nada que ver con el circuito del reactor.

    Según las normas, la central puede estar funcionando durante 3 días sin un tren, al estar disponible y arrancado el otro tren redundante del 100%. Tras pasar ese tiempo sin poder repararlo, es obligatorio detener la central (es un control para mantenerse dentro de la base de licencia, no un peligro inmediato para la seguridad)

    Hubiera esperado que alguien con conocimiento técnico, aunque sea naval, supiera ver la diferencia sin tirarse a la piscina de las comparaciones alarmistas.

  2. Marmer dijo:

    Buen enlace. Arrancar y parar una nuclear no creo que sea habitual, sobretodo porque cada vez que paran salen en las noticias, (publicidad negativa, si no van a desmantelar) y que en tres días no se pueda reparar un «aire acondicionado» da que pensar. La falta de transparencia crea desconfianza.

  3. jose antonio de santiago dijo:

    hace unos años leí: si un trabajador en una planta nuclear pisa una piel de plátano y se la pega, ya tenemos un «accidente nuclear»; pero hasta para mí que soy partidario de ellas me queda claro que es una energía muy delicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *