B/P Rosamar y B/P Nuevo Apenino

La Comisión de Investigación a Accidentes Marítimos ha publicado los informes sobre la pérdida de los pesqueros Rosamar y Nuevo Apenino.

Una causa que se va repitiendo en los accidentes de pesqueros es que las puertas estancas, son meros adornos. Una vez se está en la mar, se atan, se bloquean o se dejan abiertas, bien para permitir un paso fácil o bien para ventilar. Las puertas hay que mantenerlas cerradas, pero, salvo en Somalia con los piratas, la costumbre es la contraria, e incluso, cuando las cosas se ponen feas, nadie se acuerda de cerrarlas.

De estos dos accidentes, el B/P Nuevo Apenino no se hubiera hundido si se hubiesen cerrado. En el caso del Rosamar, se llevaban abiertas con mal tiempo, aunque aquí, el tiro de la maquinilla condenó al barco. Por las características del accidente y la perdida de vidas humanas, adjunto el diagrama de los eventos y efectos, realizado por el CIAIM en su informe de la perdida del B/P Rosamar.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a B/P Rosamar y B/P Nuevo Apenino

  1. Tramontana dijo:

    Lo de descuidar las puertas estancas, escotillas, grampas y demás aberturas sucede hasta en las mejores familias, no es exclusivo de los pesqueros. En los ejercicios es algo que siempre que tengo oportunidad insisto: si entra agua los barcos se hunden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *