Candidatos para Secretario General

Sin primarias y sin esperar hasta mayo, la OMI publica la lista de candidatos para Secretario General

Candidate — Government
Mr. Lee Sik Chai — Republic of Korea
Mr. Andreas Chrysostomou — Republic of Cyprus
Mr. Neil Frank Ferrer — Republic of the Philippines
Mr. Jeffrey Lantz — United States of America
Mr. Esteban Pacha Vicente — Kingdom of Spain
Mr. Koji Sekimizu — Japan

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Candidatos para Secretario General

  1. Rene dijo:

    Att D. Esteban Pacha Vicente

    Tras haber leído su articulo publicado en la revista Marina Civil nº 78 bajo el titulo “Propuesta de la ministra de fomento en Seatrade London 2005”, mejora de las condiciones de los marinos europeos, me atrevo a comentar parte del articulo por si de algún modo pudiera actuar en beneficio de los marinos.

    Cuando usted dice ”la ministra propone mejorar las condiciones económicas y de calidad de vida de los marinos europeos, a bordo de los buques abanderados en países de la unión”, “el déficit de oficiales de la marina mercante comunitarios podría alcanzar la cifra de 36.000 en 2006”

    Y las razones no son otras que las deplorables condiciones sociolaboral económicas actuales.

    La situación en la marina mercante es, a día de hoy, muy dura y penosa, propia de países negreros siglos ha

    Y los problemas más acuciantes son 3

    1-Jornadas de trabajo.

    La jornada diaria media mínima de trabajo es de 12 horas, para poder sacar adelante la cantidad ingente de trabajo a desarrollar, por las tripulaciones mínimas, (navegamos con tripulación mínima, que no es ni por asomo la tripulación mínima operativa).

    En un régimen de trabajo a guardias, el sacar 12 horas de trabajo, implica que los periodos de descanso, “dormir” sean insuficientes para cualquier ser humano, por mucho que el STCW, y normas OIT dicten. NO PODEMOS DORMIR MAS DE 6 HORAS REALES SEGUIDAS salvo en contadas ocasiones. Hay que sumar a esto que los periodos de embarque suelen ser de 4 meses a bordo y 2 de descanso, 4 meses de lunes a lunes 12 horas, dan un total aproximado de 2800 horas anuales (en el mejor de los supuestos), sobrepasando todos los limites legales y humanamente saludables.

    2. Salario

    En un redondeo real, un oficial español puede obtener una renta anual, de unos 30000 euros/2800horas = aprox. 10 euros/hora.

    Ningún capitán, jefe de maquinas u oficial después de estudiar una carrera, estar al mando de un buque, ser responsable de la vida de la tripulación, de un buque, de su carga, de todas las implicaciones que ello conlleva, trabajar 12 horas al día durantes 8 meses al año, esperaría ganar 10 euros / hora, menos que en un macdonals, menos que un camarero, menos que una asistenta a domicilio, menos un peón. No hablemos ya de la maestranza y subalternos.

    Este no es el objetivo profesional de futuro que ningún marino puede desear.

    3. Competencia desleal.

    Bajo los puntos 1 y 2 y el insaciable afán del armador de enriquecerse, es difícil para él encontrar personal de países desarrollados para trabajar, así pues busca tripulaciones de otros países mas desfavorecidos, cuya situación a bordo es mejor que en sus países de origen, aguantando todo tipo de injusticias impropias de países desarrollados.

    Estas tripulaciones substandar obtienen sus titulaciones de aquella manera, en la armada, o meramente con unos cursos, y en otras comprada directamente. ¿Quiere el titulo de Capitán? El titulo de capitán panameño se puede comprar directamente.

    Y lo grave de todo esto es que la administración, conocedora de ello, LE DA EL MISMO VALOR a mi titulación que a la de una persona…………………y les permite ejercer.
    ¿Puede acaso cualquier persona de estas u otras nacionalidades, con su titulación de medico, ingeniero, abogado, ejercer en España?, ¿y en Europa?

    Que no olvide nadie, que en España, para llegar a se Capitán o Jefe de maquinas, tiene uno que estudiar 5 años de universidad, con su proyecto final de carrera, sus exámenes profesionales y demás pruebas. En NINGUN otro lugar, los estudios de marina son universitarios. A priori somos los mejor preparados a nivel de estudio. Sin embargo a este esfuerzo y conocimiento no se le da ningún valor, ni protección frente al $.

    Posteriormente cita “fomentar programas de formación complementaria para los marinos europeos que permita obtener los conocimientos y titulaciones necesarios para poder atender posteriormente las ofertas de empleo en tierra de la industria y de las administraciones marítimas” Yo le digo que después de estudiar 5 años de una carrera superior universitaria que es Marina Civil, un año de practicas, un proyecto final de carrera, y de al menos una decenas de cursos de especialidad y de formación para poder ejercer profesionalmente en la marina mercante ( radar – arpa, quimiqueros , petroleros, lavado con crudo, gaseros, formación sanitaria, GMDSS, supervivencia primer nivel, segundo nivel, contra incendios primer nivel, segundo nivel), amen de la formación individual en multitud de cursos y disciplinas relacionadas con el sector, lo que necesitamos no es mas formación sino que se nos reconozca a los titulados superiores nuestras atribuciones, máxime con la experiencia de haber embarcado, y navegado durante años, nuestra total capacidad y preparación para entrar a formar parte y desempeñar cargos en la administración marítima.

    La situación esta tan negra que los “senior” apuran sus últimos días para acogerse a la jubilación, mientras los “júnior” huimos hacia cualquier puesto decente en tierra, donde todos los empresarios juegan con las mismas reglas de la legalidad, u opositando, donde todas las condiciones laborales (saláriales y sociales) son indudablemente mejores que en la empresa privada.

    La falta de poder y representación en la mar, nos deja a merced de armadores mercenarios sin escrúpulos, y la falta de poder y representación en tierra, nos limita el acceso a puestos en tierra, que son ocupados por otros colectivos anexos.

    Por ultimo le pondré un ejemplo banal sobre el funcionamiento de la empresa marítima.

    Tomando un bien mueble como puede ser un vehículo; usted es español, tendrá un coche, y paga un seguro, un impuesto de matriculación, una viñeta, pasa una inspección, ITV, y si tiene chofer, este estará contratado legalmente, cotizará por el, este pagará sus impuestos, etc. Y su incumplimiento provocará, que las fuerzas ejecutivas le inmovilicen y retengan el vehículo en tanto en cuanto no se restablezcan la legalidad.

    Sin embargo, si usted es español, y tiene un barco, puede abanderarlo en otro país ficticio, con ningún control sobre el buque, asegurarlo con una aseguradora que no exista, tripularlo con cualquiera, con cualquier titulación, y en definitiva, evadir al estado cientos de millones y trabajar, “robando” legalmente. ¿Por qué se permite esto?

    Cualquier reforma para en este sentido depende de la voluntad política. Y el camino a seguir debe ser el de atar a los empresarios a la legislación del país o países en los que redunden sus beneficios, en el que vivan físicamente, o disfruten de sus bienes y servicios. Si no es viable una sujeción nacional, atarlos a una legislación europea; bandera europea. Crear un pabellón europeo. La UE empezaría a recaudar impuestos que le son legítimos por el lucro que llevan a cabo los armadores, y los trabajadores del sector obligados a trabajar en la legalidad. Eliminando el desamparo social en el que nos encontramos actualmente.

    Sin embargo siendo pesimista y como podrá adivinar, los derroteros a seguir por los economistas (armadores) para los próximos años, serán de esperar los siguientes:

    Seguir limando las condiciones sociolaborales y económicas de los marinos.

    Aumentar atribuciones de titulaciones inferiores, hasta rayar la temeridad, permitida por la administración al amparo de aseguradoras inasegurables de su propia existencia.

    Mayor entrada de tripulación, y oficialidad extracomunitaria.

    Como colofón cabria recordar que el excesivo desequilibrio de la balanza, en la cual muy pocos pueden cada vez más, y las demás clases pueden cada vez menos, nos lleva irremediablemente a una situación propicia a conflictos sociales, y debiera ser obligación de todo gobierno la de anticiparse y evitar tales situaciones de injusticia y abuso, situación mala para todos.

    A bordo 25 diciembre 2005

    Atentamente: José René Tomás Mones

    Piloto de la marina mercante española
    Licenciado en marina civil
    Diplomado en marina civil

    email: renetomasmones@hotmail.com

    VEASE : http://www.salvamentomaritimo.es/data/articlefiles/mcivil78.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *