Los Piratas de Somalia

Según la International Chamber of Shipping hay cuatro grupos organizados en Somalia, a saber: el Grupo de Puntlandia, el Grupo de Marka, los voluntarios del Guardacostas Nacional y los Marines Somalíes, estos últimos tienen hasta un Almirante de flota.

Lo que empezó, salvando las distancias, como una “idílica” guerra de la antxoa entre pescadores que se quejaban del expolio de sus mares, es un lucrativo y sangriento negocio donde varias hermandades se disputan el botín.

Hace no muchos años, la piratería, para el experto de salón y algún atolondrado más, era parte de la aventura de navegar, que te robasen en Java, Malacca o Brasil, era visto como una anécdota sin mayor consecuencia que la económica. En el barco implicaba trabajo extra, más guardias, desmontar escaleras exteriores, trincar puertas, muñecos, poner mangueras, no pedir o tener cash, etc, aun así, pocos se han librado del robo de estachas, pinturas o algún repuesto goloso de la máquina.

Pero del robo, se pasó al secuestro, mientras se desplegaban fuerzas militares que solo valían para constatar lo que sucedía, atadas de pies y manos por el qué dirán, la tibieza de las medidas ha permitido a los piratas ver lo suculento de los rescates y una vez visto el “reverso tenebroso”, con sus vírgenes y placeres terrenales, están dispuestos a morir por mantener el negocio.

Ahora, una vez abierta la caja de los truenos, con los últimos muertos del Beluga Nomination y Quest, es difícil seguir esperando una resolución idílica al problema o la aparición de un estado estructurado en Somalia y pone a los distintos gobiernos en otra tesitura.

Aunque la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS)contempla la lucha contra la piratería, “Todos los Estados cooperarán en toda la medida de lo posible en la represión de la piratería en la alta mar o en cualquier otro lugar que no se halle bajo la jurisdicción de ningún Estado. Art: 100”, la realidad es que pocos Estados tienen en la actualidad claridad jurídica para actuar legalmente contra un problema que parecía superado, de hecho, en la reciente condena a un pirata del Maersk Alabama, el juez americano ha recurrido a una ley de 1819 para meterle los 33 años de prisión.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Los Piratas de Somalia

  1. Juan Carlos dijo:

    Que dificil es todo cuando los que tienen que decidir son una banda de indocumentados solo preocupados por el «buen rollo» y la fraternidad universal. Asi nos va.
    ¿ Que paso con aquel oficial de la Armada que fue sancionado por seguir y tratar de pillar a los piratas del Alakrana una vez cobrado el rescate?
    Contra la pirateria, a sangre y fuego. No hay piratas buenos ni excusas para justificarlos.
    Buena guardia.
    J.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *