Más por menos

«Nos piden más calidad en el Estrecho con la mitad de dinero». Antonio Grávalos hablando de las lineas subvencionadas en Europa Sur.

Tras los Goya, ya se pronunciaba en el mismo sentido el ganador de Pa Negre, «Sin subvenciones no se podrían hacer cosas, ni en el cine, ni en la economía» (enlace de pago), una película que ha costado 4 millones (el 82% subvencionado), casi el doble de los 2.5 millones de la linea de Ceuta que habla Grávalos.

En fin, como decía la cita de A. Rogers que nos pasó Paco:

«Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo…»

El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona.

Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso… mi querido amigo…es el fin de cualquier Nación.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Más por menos

  1. Tramontana dijo:

    Si la subvención de más del 80% es a fondo perdido, es una vergüenza e incluso diría que un delito de malversación de fondos públicos.
    Estoy de acuerdo en que se pueda aportar financiación pública a ciertos proyectos pero devolviendo ese dinero tan pronto dicho proyecto empiece a hacer caja. Si un proyecto no hace caja, entonces hay que preguntarse quién estaba interesado en su ejecución y si era predecible su fracaso. En caso de haber sido éste predecible y habérsele concedido pese a ello dinero público para su financiación, exigir responsabilidades políticas y penales.

  2. Lo que debemos es retirar todas las subvenciones existentes en Europa, tal como dice Marc Vidal. Nos hacen creer que subvencionando ciertas actividades apoyan a nuestra cultura, y si fuera cierto, hace mucho tiempo que ya seríamos una potencia del cine… cuando cada año que pasa menos gente quiere cine español porque, precisamente por estar subvencionado, está dominado por una casta que no entiende a la población enfocada en un pasado que parece que intentan cambiar.

    Qué razón tiene A. Rogers, y qué razón tienen los que se cuestionan la supervivencia del cine español por medio de los amigazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *