Ascensores en la mar

La primera vez que se instaló un ascensor en un barco fue en 1900, cuando la compañía británica R. Waygood, que se incorporó a Otis en 1914, suministró un ascensor para el yate de la reina Victoria, el Victoria & Albert.
Seguir leyendo

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *