Borrador de la Ley de Contrato de Seguro

Tomar decisiones conlleva riesgos. Una orden errónea puede desencadenar una cascada de demandas, pleitos y malos tragos. Los directivos lo saben y, por eso, las pólizas de responsabilidad civil profesional tienen cada vez una mayor aceptación entre los administradores de empresas. La futura norma desea evitar que un directivo se vea animado a quebrantar la ley a sabiendas de que, en última instancia, su patrimonio personal estará salvaguardado de cualquier penalización pecuniaria impuesta por el Estado gracias a la protección de un seguro. Lo vio en Cinco Días Antonio.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *