Remolcadores de Salvamento Ingleses

Los cuatro remolcadores de salvamento fletados por el Gobierno Británico y que cubren todo su litoral (con alguna carencia) van a tener que buscarse otro trabajo en septiembre de 2011, ya que no les prorrogan su contrato, el Ministerio de Transportes va a tomar esta decisión dentro de los recortes provocados por la crisis.

The Government announced as part of the Department for Transport’s share of cuts in the Comprehensive Spending Review, that the ETV fleet would be no longer be funded by the MCA from September 2011, saving £32.5m over the Spending Review period. The Department stated that «state provision of ETVs does not represent a correct use of taxpayers money and that ship salvage should be a commercial matter between a ship’s operator and the salvor».

La existencia y necesidad de estos remolcadores es consecuencia del celebrado informe Donaldson, como consecuencia de la perdida del petrolero Braer. Si se confirma, los ingleses dan un salto para atras, olvidan las lecciones aprendidas, y van acabar confiando en la ruleta de la iniciativa privada (y sus negociaciones).

Solamente viendo las ocasiones en las que han intervenido, se justifica el flete, aunque ahora, parece que con la crisis todo vale. De momento, uno de sus armadores ha comentado, que en caso de acabarse su contrato con el DOT, el barco no va a permacer como un «buitre» en las costas ingleses y es posible que se dedique al negocio del petroleo en Africa.

Anglian Princess

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Remolcadores de Salvamento Ingleses

  1. jose antonio de santiago dijo:

    ¡¡¡ay, madre, lo que se nos avecina!!!…………las barbas, colegas, las barbas………

  2. Juano dijo:

    Por un lado la normativa que se aplica al sector cada vez es más voluminosa y estricta en cuanto a seguridad, así pues, tanto más se obligue a los armadores a invertir en ese campo, menos sentido tiene mantener cuerpos de salvamento públicos, sería redundante.
    Por otro, si las intervenciones justifican la inversión, el sector privado cubrirá el servicio encantado. Se financiará a través de pólizas de seguro y contratos sin tocar el dinero del contribuyente. Si por contra las intervenciones no cubren la inversión, ¿para qué invertir tanto? (Eso sin tener en cuenta que al pasarse al sector privado las condiciones y supersalarios de los enchufados desaparecen y los costes se ajustan).

    Lo que ha hundido el sector marítimo en este país es la intervención estatal, no ha sido ninguna crisis ni tendencia natural. Basta ver la cantidad de mano de obra gratuita que hay entre los titulados para hacer los días de mar sin posibilidad de trabajo para ver que algo falla y mucho. Basta ver cómo países como Holanda nos ganan día a día terreno en la pesca para mosquearnos. Basta ver cómo en el sector deportivo, teniendo más costa productiva que ningún otro país del entorno, somos quien más pegas pone y más impuestos y tasas impone (ahogando el desarrollo).

    Tanto en cuanto más se liberalice el sector en general, más trabajo habrá, menos impuestos se derrocharán, más riqueza se generará. Con los cuerpos de salvamento, de tierra o mar, los números hoy en día no salen. De hecho en tierra sale más barato dejar quemar las casas y pagar la reconstrucción que mantener las estructuras de parques de bomberos. Y la vida en un remolcador es muchas cosas menos estresante y abnegada el 98% del tiempo…

    El Reino Unido está dando muchos pasos en la dirección correcta, este es uno de esos pasos. Cierto que los cambios y adaptaciones son difíciles de digerir, pero si son para bien, bienvenidos sean.

  3. jose antonio de santiago dijo:

    como profesional de la Mar en activo, cuando veo al M. M. que se pasa sus buenos ratos amarrado en aguas mallorquinas «sólo», al parecer, para lucir colores mientras que el curro lo hacen las de 22 y las de 15, que en temporada no paran, me pregunto que pastón nos cuesta a todos y eso que lo mío es de por el estilo pero en otros colores, si bien damos toda la caña que podemos sin discriminar situaciones, banderas, tamaños o lujos,(amén de haber pasado por una oposición, por cierto) y con resultados muy sustanciosos para las arcas públicas. No es que me den envidia, pero sí algo de regomello porque, encima, me parecen que me (nos) miran por encima del hombro cuando nos cruzamos.

    Y leyendo el texto del mensaje, pues no sabría qué decir, las leyes serán las leyes, pero lo que yo veo navegando por esas aguas algunas veces es para usarlos como relleno de un nuevo dique exterior o algo asi, cómo habrán pasado las inspecciones algunos, y no hace falta pensar en los últimos años de ISCOMAR, que menudo contubernio, así que falta, lo que se dice falta, sí que hace si bien, de acuerdo, no en el número y calidad de lo actual, que, como ya he escrito otras veces, es un disparate por sus costos en los tiempos que corren, no por sus potencialidades; no sé si es conveniene dejar todo esto en manos de la privada costeándose como dices, siempre habrá un listillo que se las ingenie para salvar gastos a costa de la seguridad confiando en que no le va a tocar a él con tantos barcos como hay por ahí, si ya lo hacen estrujando al personal hasta límites asombrosos, que más da otra sinvergonzonería.

  4. Marmer dijo:

    Discrepo Juano, cuando me refiero que las intervenciones justifican el gasto, no me refiero a los beneficios que generan al armador del remolcador, esos no cubren los gastos y por eso los ingleses disfrutaron del Sea Empress o del Braer, el beneficio justifica el gasto es para el País. Por otro lado, los servicios públicos no están para ganar dinero (ni tirarlo) es lo que tiene el estado del bienestar que dicen. Ahora bien, todo es privatizable, ¡Que se lo digan a los de Somalia!.

  5. Juano dijo:

    El estado del bienestar es una entelequia. Para mantener servicios públicos con unos costes escandalosos nos funden a impuestos y leyes que nos impiden progresar. Es un modelo insostenible, pues con la excusa del bienestar el estado crece y crece devorando los recursos que generan riqueza.
    Además en este caso hablamos de un servicio que se puede prestar perfectamente desde el ámbito privado. No hablamos de un servicio que debe desaparecer. A través de las aseguradoras se cubriría este servicio en un entorno competitivo y se abrirían las puertas para innovar y buscar nuevas fórmulas. Y además por esa vía se repercute el coste a los usuarios directos.
    No tiene ninguna lógica ni fundamento documental el dar por sentado que un servicio dado por el estado es mejor que dado por la iniciativa privada. Tenemos el ejemplo de la educación, controlada por el estado, con el mayor gasto por alumno de la historia. Y tenemos los peores resultados del continente.

    Lo de Somalia es demagógico, pues en tenemos el ejemplo de la Rusia comunista. Y además, el problema de Somalia no es la privatización de los servicios.

    El sector marítimo ha sido un ejemplo de eficacia de los contratos privados hasta que se empezó a regular. Los faros emanan de la iniciativa privada. Las pólizas de flete son de iniciativa privada. La carrera naval era infinitamente más congruente y sólida cuando la autorregulaba el sector que ahora que se rige por leyes ridículas.
    La explotación de los trabajadores y las condiciones que sufrimos no son inherentes al empresario. Derivan del encorsetamiento legal por un lado, o de la posición de privilegio que otorgan los gobiernos a ciertas empresas. De ser un entorno liberado y competitivo no habría privilegiados que pudieran abusar ni empresarios forzados a apurar la ley para mantener beneficios. Siempre habrá cafres en cualquier escenario, pero mientras más competencia se permita, menos margen tendrán para sus cafradas…

    En el sistema actual, montar un negocio de charter te sale un 30% más caro que en países de nuestro entorno, hasta un 50% más que en zonas del Caribe. Montar un negocio de taxi o abastecimientos en el muelle está prohibido, pues ya está adjudicado. Montar una línea de transporte entre islas, olvídate, no puedes competir contra las licencias otorgadas… Si al menos las licencias se dieran por tiempo determinado y de manera limpia… ¿Estado de bienestar? ¿Dónde? ¿Cómo puede haber beneficio para un País en un sistema en el que se consume riqueza y no se genera?

  6. Pingback: MCA, más recortes « Bitácora – webmar.com

  7. Marco Renius dijo:

    Está muy bien esa defensa a ultranza de la iniciativa privada incluso para la seguridad. Si seguimos ese, para mi absurdo razonamiento, creo estar en mi derecho a exiguir la privatización de la Guardia Civil de Tráfico y de todos los demás servicios de ayuda sanitaria y logística que intervienen en un accidente de tráfico. La situación es la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *