Deepwater Horizon (IV)

El desastre de la plataforma móvil Deepwater Horizon ha alcanzado magnitud de catástrofe nacional para los americanos, la cantidad estimada que está brotando del pozo es de unos 800 m³ al día (5000 barriles). Para hacernos una idea: el Prestige transportaba unos 80000 m³, y el vertido del pozo Ixtoc I en el Golfo de México superó los 450000 m³.

Para las petroleras puede suponer un gran cambio, quizá similar al que se obró después del accidente del Exxon Valdez, tanto en el ámbito de la seguridad, como en la búsqueda de subterfugios y pantallas para escurrir el bulto en caso de accidentes millonarios. Además, el plan de Obama para abrir la costa este a las prospecciones petrolíferas, va a tener fuerte contestación pública. Y por supuesto, está claro que las primas de las aseguradores van a subir. Por tanto, en breve nos pondrán la gasolina a 300 pts y nadie protestará.

Transocean, el mayor operador mundial de plataformas, además de perder 11 trabajadores (no olvidemos que ésta es la mayor pérdida irreparable) ha perdido la Deepwater Horizon valorada en más de 500 millones de U$, y sus acciones estarán por los suelos viendo la que se le viene encima en indemnizaciones. Por su parte, BP una de las petroleras más serias a nivel mundial, está movilizando todo lo que tiene a su alcance para lidiar con el desaguisado, todos sabemos quienes tienen la pasta y más los americanos, que tienen el precedente de exprimir a la Exxon por lo de Alaska.

BP ha comenzado a perforar un segundo pozo para interceptar y aliviar la presión del yacimiento, para ello ha contratado a Transocean otra plataforma semisumergible, la Deepvelopement Driller III, y fletado el barco de perforación Discoverer Enterprise (el que se llevo el Ponta das Pias) para perforar un segundo pozo e intentar taponar el escape. Pero todo ello tardará semanas en llevarse a cabo, así que, una flota de barcos y un tercio del dispersante disponible en el mundo está disponible para ser usado, (la otra parte se la han pulido los australianos en el vertido de la plataforma West Atlas).

Sobre las causas del accidente, dado que no hay un Capitán y primero para encarcelar, se está barajando un fallo en el “Blowout preventer (BOP)” (cabeza de control) que tenía que taponar/cerrar el pozo y evitar el escape explosivo, una vez concluida la exploración del yacimiento. Este año, otro accidente parecido acabó con el incendio de la plataforma de perforación West Atlas provocando otro gran vertido en Australia, aunque afortunadamente sin víctimas.
Prevision día 1 mayo del Oilmap USCGPinchar en la imagen para ampliar

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *