Voraz como el Mar

«Se hubiera sentido feliz manteniendo rumbo y velocidad, y aplastándolos. Se envanecían, lo desafiaban a hacerlo…, y… realmente se lo merecían.
Pero a pesar de todo era un marino, con la honda preocupación del marino por la vida humana en la mar. No pod?a ir contra su propio instinto. Y no evitar el abordaje, no importaba lo inútil que fuera el esfuerzo.»

Wilbur Smith

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *