Los botes salvavidas

Esas armas mortales… Un peligro más, casi inherente a ser marino y que no debía ser así, pero.. ¿Quién no se ha jugado la vida probando uno de esos inventos del demoni?.

En la oficina les importa un pepino, con tal de pasar las inspecciones y que no les paren el barco, al inspector tampoco le va mucho, pues no suele embarcar, la emoción queda para los curritos, que teóricamente saben manejarlos pero a veces el aprendizaje y mantenimiento no se puede hacer, bien por las tripulaciones esqueléticas, bien por los horarios o tipo de línea, o por el ahorro del loro, en otras, el diseño es de una mente enferma y en algunas son los tripulantes los que no vienen con el master hecho en trampas y trucos, y tampoco se preocupan.

Como nunca está de más aprender de lo que les pasó a otros, Incidents reported to UK MAIB from 1/01/2000 to 29/09/2005 identified as involving lifeboats.

Sin desperdicio.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.