Q-Flex y Q-Max

Suenan a monovolumen de Ford o Opel, pero es la nueva generación de mega-LNG, la alegría de cualquier corporación de Prácticos o Autoridad Portuaria con esas toneladas de GTs. Los precios del combustible están dando al traste con los barcos rápidos y la tendencia es volver hacia aquellos proyectos de 500000 toneladas de los 70, sucede con los cruceros, bulkcarriers, containeros y ahora es el turno de los LNG.

Q-Flex
Diseñados para tener una capacidad de carga de 217330m3, distribuida en 5 tanques, con una eslora de 315 metros, 50 metros de manga y 12 metros de calado, son significativamente más grandes que la mayor parte de la flota actual de buques de gas natural licuado, cuya media está por debajo de los 300 metros de eslora y la capacidad media en 122000m3.

Las nuevos tamaños permiten una mejora de las capacidades de carga de los buques y por tanto, una reducción de los costes de transporte por unidad de gas natural licuado, casi del 40% según sus armadores.

Se calcula que estos buques tiene acceso a aproximadamente dos tercios de las principales plantas de regasificación existentes en todo el mundo, mientras que algunas de las actuales terminales tiene la flexibilidad para manejar el Q-Flex con ligeras modificaciones.

Qmax y Qflex

Q-Max
El siguiente paso en el tamaño, diseñados para tener una capacidad de carga de hasta 266000m3, en 5 tanques, tienen una eslora de 345 metros, 55 metros de manga y 12 metros de calado. Los Q-Max serán los buques gaseros más grandes del mundo, con unas dimensiones principales algo menores que los VLCC.

Al igual que con los Q-Flex, la mejora de las capacidades de carga de está serie va a producir una reducción de los costes de transporte por viaje en comparación a los buques tradicionales, reducción que obviamente no afectará al consumidor.

Aunque por su tamaño, los Q-Max no entran en muchos puertos, casi la mitad de los terminales existentes puede o podría con pequeñas modificaciones acomodar estos buques. Como detalle, estos barcos de hélices y timones gemelos, estarán impulsados por dos MAN B&W; Diesel 7S70ME-C de 21700 Kw a 91 rpm, contando además con su propia planta de reliquefacción para evitar perdidas en el viaje.

El primer Q-Max a flote

Algo de historia
1912: Primera planta de Gas Natural Licuado es construida en West Virginia

1914: Godfrey Cabot patenta una barcaza para transportar gas licuado, el transporte por mar es técnicamente viable.

1941: En Ohio se construye la primera planta de relicuefaccin de Gas Natural del mundo.

1953: El “Kosan Gas” se convierte en el primer gasero totalmente presurizado construido en Europa.

1959: El “Methane Pioneer” se convierte en el primer LNG de la historia, se trata de un Liberty de la Segunda Guerra Mundial transformado. En su primer viaje transporta 5000 m3 de Gas Natural Licuado entre Lake Charles y el Reino Unido.

1964: El “Methane Princes” y “Methane Progress”, con 27000 m3 de capacidad, comienzan a operar la primera línea regular del mundo entre Argelia y el Reino Unido.

1969: El “Polar Alaska” y el “Arctic Tokio”, con 71500 m3 de capacidad, comienzan a operar entre Alaska y Tokio. Son los primeros buques con membrana de Gaz Transport.

1971: Kvaerner desarrolla los tanques esféricos Moss

1975: El “Ben Franklin” francés de 125000m3 de capacidad y tanques de membrana TechniGaz, es el primer gasero que supera los 100000m3.

1979: Se constituye la SIGTTO Society of International Gas Tanker and Terminal Operators

1993: Entran en servicio entre Alaska y Tokio el “Polar Eagle” y el “Arctic Sun”, con 83500 m3 de capacidad son los primeros barcos con tanques prismáticos IHI

1995: Los astilleros coreanos comienzan a construir sus primeros gaseros de membrana usando patentes existentes.

2007: Se «flota» el primer Q-max en Corea.

2008: En Sagunto se frotan las manos…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *