Teléfonos móviles

Han comenzado los ingleses, en principio es una simple nota, que no tiene que afectar al buen uso que hacen los oficiales del teléfono mientras están en el puente, pero estas cosas crecen como una gigantesca bola de nieve y en pocos años veremos prohibido el uso del movil para los oficiales, cuando lo que se pretende es otra cosa.

Tiene toda la gracia, cuando se ventilaron a nuestros compañeros los radios, y la tropa subía enfurecida porque no podía llamar a casa, algunos “cerebros” determinaron que el 2º Oficial o en su defecto el Capitán se encargase de las conferencias, en principio nada raro para aquellos que decían que el radio no hacía nada. El problema afloraba cuando se tenía que dejar el puente para poner la conferencia en la radio, (no iba ser fuera de horas de trabajo) o tener al conferenciante en el puente colapsando uno VHF para hablar con la costera , o las protestas y malas caras porque la hora del satélite es cara cuando el Viejo está disponible o porque en horas decentes en casa son las tantas de la mañana.

El movil ha sido una revolución para los marinos, de hablar con casa una vez al mes o a la semana vía satélite o desde la cabina del muelle, se ha pasado a dar el parte casi diario.
La mayoría de los profesionales no llama cuando la situación está comprometida, entre otras cosas, porque es más cómodo hablar cuando la cosa está tranquila que tener que estar como Antón Pirulero por el puente. Y suelen ser los armadores, agentes y demás bichos de oficina, los que llaman con insistencia en las maniobras para pedir putos papeles y formalismos, que pueden esperar, pero como pasó con el ISPS, me temo que al final el perjudicado va a ser el mismo de siempre.
Nota del MCA

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *