Las mesas

No quiero sembrar la desconfianza en la economía, así que diré que el restaurante tenía demasiadas mesas. El Sr Martinez

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *