Segunda ley de Goiriena

Si desmontas un mecanismo y lo vuelves a montar suficientes veces, acabarás teniendo dos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *