Puente de Baltimore

Calculan que a finales de mayo estará el tráfico marítimo completamente restablecido y para finales de este mes disponer de un canal mas profundo, de momento han abierto otro de los pasos en una zona de 6 metros de calado, no es mucho, pero los americanos tiran mucho de barcazas empujadas, así que con este nuevo paso liberado tendrán un 15% del tráfico operativo.

La investigación va avanzando y representantes de Hyundai han estado con la administración americana mirando los posibles fallos del motor, además, el NTSB también tiene competencias en el tema de las autopistas y por su parte también miraran el estado de la infraestructura. El secretario de Transporte de Maryland, cree que el estado cumplió con los estándares, pero habrían sido los que estaban vigentes a fines de la década de 1960, cuando se estaba diseñando el puente.

La otra parte del león es el tema de la responsabilidad económica, los armadores la limitan al valor del buque después del accidente y refleja los probables costos de salvamento y reparación, más el flete por cobrar, unos 44 millones pero las perdidas son mucho mayores, desde los otros barcos atrapados y el valor del puente, a industrias que han tenido que parar o cerrar por falta de materia prima o incapacidad de sacar el producto, retrasos, el aumento de distancias para los vehículos, etc. Aquí será interesante ver si el convenio de Londres aguanta o los americanos, al igual que España con el Prestige intentan agarrarse a alguna excepción para saltarse la limitación.

Esta entrada ha sido publicada en Accidentes y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *