Explosión durante la descarga en un quimiquero

El 15 de diciembre de 2021 se produjo una explosión de un tanque de un quimiquero italiano. En el momento de la explosión, el barco descargaba heptano en Euro Tank Terminales en la zona del Botlek de Rotterdam. ¡La que se podría haber montado!. Según declaró la tripulación, el procedimiento lo llevaban haciendo así durante años sin novedad, pero ese día la Virgen del Carmen estaba despistada o los años y el oxido cerraron el triangulo.

Según iban descargando, para sacar la máxima cantidad de carga residual de las líneas y tanques de proa vacíos, el procedimiento consistía en soplar con aire comprimido a 8 bar a través de la línea de descarga central y de las líneas de de los tanques de carga de proa para recoger todo en el tanque 5 Estribor.

La línea de extracción es una tubería estrecha conectada al manifold. Justo antes de la unión hay una válvula de drenaje que se utiliza en la práctica para tomar muestras de la linea, y ahí estaba el truco, que algún avezado primero o viejo había transmitido de relevo en relevo.

En ese punto, se conectaba una manguera flexible a la válvula de drenaje y la manguera a un empalme en Y. A continuación, la unión en Y se conecta a la conexión de la válvula de vapor del tanque 5 Estribor. De este modo, la carga residual de las líneas de descarga se recogía en el tanque 5 Estribor, que sería el último en ser descargado.

Esta vez, una explosión reventó el tanque segundos después de que se abriera el aire comprimido para soplar el líquido de la línea de descarga, a través de la línea de extracción y la manguera flexible a través de la pieza en Y, de vuelta al tanque de carga 5 Estribor. Tras la explosión, tuvieron el consiguiente incendio

Las investigaciones tanto de la naviera como del propietario de la carga descartaron que la explosión se debiera a una sobrepresión mecánica, siendo la causa que el aire comprimido y los vapores del heptano creaban una mezcla explosiva que prendió debido a electricidad estática.

Durante esta carga no se utilizó gas inerte, ni un sistema cerrado de retorno de vapores. Durante la primera descarga se introdujo aire exterior a través de la válvula de presión/vacío. Esto permitió que se produjera una mezcla explosiva de vapores de gas y oxígeno en el tanque 5 estribor. En la inspección previa a la descarga, se encontró que el heptano contenía partículas a simple vista pero se no se consideraron un problema para descargar. Los análisis de laboratorio mostraron que se trataba de partículas de óxido. Las partículas de oxido al ser desplazadas con el aire comprimido crearon la suficiente electricidad estática para prender la mezcla.

Esta entrada ha sido publicada en Investigación Accidentes y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *