Meteotsunamis

Como las ciclogénesis explosivas en los últimos años, los meteotsunamis se empiezan a escuchar como termino técnico de nuestras populares rissagas, lo suyo igual sería meteomaremotos, pero los americanos están usando el termino en los Grandes Lagos donde el fenómeno empieza a ser más frecuentes con el cambio climático.

En el caso de los grandes Lagos, indican que no existe un sistema de pronóstico, pero una investigación reciente de científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, publicada en la revista Natural Hazards y basada en el meteotsunami de Ludington, podría ayudar a pronosticar olas futuras.

Un estudio de 2019 del trágico ahogamiento se produjo en las playas del sureste del lago Michigan horas después de que una tormenta convectiva de rápido movimiento cruzara el lago. El estudio de los datos indicó que un meteotsunami de altura moderada (~0,3 m) fue generado por la tormenta de rápido movimiento que impactó en la costa oriental del lago.

La modelización detallada del área cercana a la costa en una cuadrícula de alta resolución revela que la ola del meteotsunami generó inesperadas corrientes de resaca, cambiando la condición cercana a la costa de tranquila a peligrosa en sólo unos minutos y durando varias horas después de la tormenta. La comparación de los incidentes con corrientes de resaca y las bases de datos de ocurrencia de meteotsunamis sugiere que los meteotsunamis presentan graves peligros para la seguridad en el agua y altos riesgos, con más frecuencia de lo que se reconocía anteriormente. En general, los meteotsunamis se revelan como un nuevo mecanismo de generación de corrientes de resaca, lo que supone un peligro inesperado para las playas que, hasta la fecha, ha sido ignorado.

Video divulgativo de 5 minutos en ingles, (sin imágenes impactantes)

Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *