Drones portuarios de ala fija

El Puerto de Amberes ha llevado a cabo pruebas con drones de «ala fija», ya que su uso se está incrementando para la seguridad de los puertos al proporcionar imágenes de escenarios de incidentes en tiempo real, el Puerto de Amberes tiene la intención de maximizar la asistencia brindada al servicio Harbor Safety & Security (HSS) y sus socios de seguridad mediante el uso de drones. Los tipos de tareas que se pueden realizar incluyen inspección de infraestructura, vigilancia y monitorización, gestión de incidentes. atraques y detección de derrames de petróleo o residuos flotantes.

La utilización de drones facilita la seguridad dentro del complejo entorno del puerto de Amberes de más de 120 km², ya que un dron de «ala fija» puede volar durante más de ocho horas y tomar fotografías con una cámara capaz de hacer zoom 30 veces desde una altura de 280 metros. Las imágenes grabadas por la aeronave no tripulada de cuatro situaciones de emergencia realistas (un incendio de un contenedor, el rescate de una persona en peligro encima de un aerogenerador, el rescate de una persona que se ahoga y el rescate de un hombre al agua), darán una idea de las posibilidades de utilizar aeronaves no tripuladas de ese tipo en el entorno portuario. El objetivo del puerto es poner en marcha una red operativa de drones para 2022 con el fin de proporcionar una ‘transmisión en vivo’ de las diversas actividades del puerto», ello potenciará el trabajo de toda la comunidad portuaria y permitirá tener una idea más precisa de lo que ocurre en el puerto.

La noticia es del puerto de Amberes, pero tiene muchas implicaciones en otros puertos libres de la zona de servidumbre aeroportuaria.

Esta entrada fue publicada en Seguridad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *