Golden Ray perdida de estabilidad

La Oficina Nacional de Seguridad en el Transporte ha sacado su informe del accidente del Golden Ray donde se indica que los cálculos inexactos de estabilidad causaron la zozobra del barco el 8 de septiembre de 2019.

El accidente provocó daños por valor de 200 millones de U$. Los 23 miembros de la tripulación y el practico a bordo fueron rescatados, incluidos cuatro miembros de la tripulación de máquinas que quedaron atrapados en el buque durante casi 40 horas. Dos tripulantes sufrieron heridas graves. El barco zozobro, varó y quedo tumbado mientras navegaba de salida por St. Simons Sound, cerca de Brunswick, Georgia.

El GOLDEN RAY sufrió importantes daños debido a un incendio posterior, la inundación y la corrosión del agua salada, y fue declarado pérdida total estimada en 62,5 millones de U$. También se perdió una carga por valor de 142 millones de U$, que incluía más de 4.100 vehículos.

En las conclusiones indican que no se identificó ninguno de los siguientes problemas de seguridad en el singladura del accidente: (1) el tiempo; (2) la trasiegos de lastre o combustible; (3) fallo en los sistemas de propulsión y gobierno; (4) corrimiento de la carga dentro del buque; (5) obstrucciones en el canal que podrían haber provocado la varada del buque o (6) el incendio de la bodega de carga.

Dicho lo anterior, va ser cosa de que los cálculos de estabilidad o que el diseño no contemplaba el mínimo error en los cálculos, buscar al ingeniero suele ser complicado, y como el barco llevaba un tiempo navegando, pues la culpa al oficial, dicen que el primero metió mal los datos de los lastres y que se coló al hacer el calculo de estabilidad, así que salieron condenados a la mar, suerte que fue en la canal acabo varado y sin victimas. Echo de menos, saber la sonda en la zona, ya que igual fue un condicionante para la estabilidad, y tenían previsto lastrar más afuera con agua limpia, pero…

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *