El meteorólogo – Revuelta en el frenopático

La Oficina de Seguridad y Medio Ambiente de los Estados Unidos (BSEE) ha publicado su investigación sobre un grave accidente relacionado con el mal tiempo a bordo del buque de perforación Deepwater Asgard de Transocean en octubre de 2020. Los daños ascendieron a 5.7m U$ pero no hubo contaminación, ni perdida de vidas como en el accidente de la Deepwater Horizon. Recordar que este último accidente de la misma compañía trabajando para BP es el mayor vertido accidental de la historia y se cobro 11 vidas.

Las previsiones anunciaban que el huracán Zeta pasaría al este del Deepwater Asgard, así que decidieron permanecer en la posición mientras trabajaban a 1700 metros de profundidad, el huracán Zeta no hizo caso de las predicciones y el buque de perforación recibió el impacto directo con vientos sostenidos de 85 nudos con un mar de 10 metros, en el informe se indica que incluso se registro una ráfaga de viento máxima en la torre de perforación de 130 nudos.

A pesar de usar toda la potencia disponible para mantener el barco en posición, las condiciones meteorológicas obligaron al buque a activar el Sistema de Desconexión de Emergencia (EDS), al llegar al límite de deviación que permitía el riser estando conectado al preventer en el fondo, tras largarlo el barco quedo libre.

Aunque la desconexión de emergencia funcionó, el barco acabó desplazándose de la zona de trabajo con todo el tinglado del riser, 1700 metros, colgando. Al salirse de la zona profunda de trabajo la parte colgante del riser acabo tocando fondo. Tras recorrer aproximadamente 2.5 millas, el Deepwater Asgard pudo maniobrar en medio del huracán para reposicionarse de vuelta a la zona segura volviendo a golpear el fondo por segunda vez y de ahí los daños estimados en 5.7millones de U$.

El informe indica que en última instancia, el error humano fue el culpable, el día anterior cuando la tormenta tropical Zeta se fortaleció hasta convertirse en un huracán de categoría 1 y entró en el Golfo de México con el Deepwater Asgard en su trayectoria prevista, se celebró una conferencia telefónica entre el operador del pozo, BOE Exploration and Production (BOE), y Transocean. Fue durante esta llamada cuando «Transocean optó por permanecer conectado al pozo porque otros buques de perforación gemelos en condiciones similares (condiciones de huracán de categoría 1) superaron las situación sin problemas».

Y ahora viene lo bueno, el informe del BSEE declara que la causa probable del accidente fue «una previsión meteorológica inexacta», lo que contribuyó en gran medida a la decisión de permanecer enganchado al pozo para intentar capear el huracán.

Ya lo cantaban aquellos visionarios:

El hombre del tiempo ahorcado por haber informado: granizos, rayos, truenos y viento huracanado.
La asamblea de majaras se ha reunido, la asamblea de majaras ha decidido: mañana sol y buen tiempo.

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *