Expedición al K-278 para ver fugas

El buque de investigación ruso «Profesor Molchanov» está trabajando sobre submarino hundido K-278 «Komsomolets» en el mar de Barents para ver si las fugas han empeorado desde la ultima visita, además del reactor, también quedan dos ojivas nucleares en el interior.

El K-278 se hundió tras un incendio a unas 140 millas al sur de la Bear Island el 7 de abril de 1989 en una sonda de 1680 metros, a pesar del incendio consiguió salir a flote antes de hundirse definitivamente, murieron 42 de sus 69 tripulantes. El K-278 «Komsomolets» era un submarino nuclear de 3ª generación y tiene el récord absoluto de profundidad de inmersión entre los submarinos, 1027 metros, alcanzados en el Mar de Noruega el 4 de agosto de 1984.

En 2019, una expedición conjunta noruego-rusa descubrió pequeñas fugas de Cesio-137 en algunos de los tubos de ventilación. La fuga confirmó lo que encontraron las expediciones anteriores de 1998 y 2007, pero los descubrimientos de hace dos años indicaban un aumento de los niveles. La expedición actual tomará muestras de agua de varios puntos y sedimentos del fondo para llevarlas a tierra y realizar más análisis, según los rusos del Roshydromet.

Además del K-278 también yace en el Artico el K-159, un submarino nuclear clase November y las aguas del Ártico ruso, hay hundidos deliberadamente 16 reactores el submarino K-27 y un reactor del primer rompehielos nuclear civil de la Unión Soviética, el «Lenin».

Esta entrada fue publicada en Accidentes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *