El Tesoro del SS Tilawa

El SS Tilawa era un transatlántico a vapor mixto de pasajeros y carga, propiedad de la británica Compañía de Navegación a Vapor de la India. Construido en 1924 en el Tyne, tenía 125 metros de eslora, 16.5 metros de manga y un arqueo de 10006 toneladas. Estaba impulsado por un motor de expansión cuádruple de 4 cilindros a un solo eje que le permitía alcanzar la friolera velocidad de 12 nudos.

Operando en las teóricamente menos peligrosas aguas del Indico, su velocidad no era una gran cualidad defensiva, así que se le había dotado con 4 piezas de artillería para protección.

Su último viaje fue desde Bombay, India, a Durban en Sudáfrica, transportaba 6472 toneladas de carga, principalmente algodón, 60 toneladas en 2391 lingotes de plata que habían sido adquiridos por la Casa de la Moneda de Sudafrica, 732 pasajeros y 222 tripulantes.

Según los archivos de Guerra del Almirantazgo, temprano en la madrugada del 23 de noviembre de 1942, cuando estaba haciendo 12 nudos bajo la luz de la luna al noroeste de las Islas Maldivas fue torpedeado por el submarino japonés I-29. No se hundió inmediatamente, sino que se asentó de proa, los pasajeros pudieron abandonar en los botes salvavidas y entre 40 y 90 minutos después un segundo torpedo la impacto en la banda de babor mandándolo al fondo. Sin embargo, el radio había sido capaz de transmitir un SOS y su posición antes de perder su vida con el segundo torpedo.

El crucero HMS Birmingham desplegado para dar protección en esas aguas respondió al socorro, un avión Swordfish catapultado localizó a los náufragos y dirigió al crucero a su rescate recuperando un total de 673 supervivientes que fueron devueltos a Bombay el 27 de noviembre de 1942, 281 personas perdieron la vida. Los restos del naufragio y las lingotes de plata quedaron en el lecho del Océano Índico desde 1942.

En 2012, Ross Hyett, que en su juventud fue piloto de carreras de coches, fundó «Argentum Exploration», para dedicarse a extraer del mar tesoros hundidos aprovechando la tecnología actual. En diciembre de 2014, dos años después de haber fundado su compañía, Hyett encontró la ubicación del naufragio del SS Tilawa- Durante 2015 y 2016 planificaron la operación y en enero de 2017 iniciaron la operación de extracción que acabaron en junio del mismo año, para extraer la plata contrato el buque de salvamento Seabed Worker, un buque especializado para operaciones de recuperación en aguas profundas.

Cada 28 días iban al puerto de Salalah, Omán, a por pertrechos y relevos de tripulación, cada vez que se entraba en puerto, los lingotes de plata que habían sido recuperados se dejaban en el fondo del mar en aguas internacionales cerca de Salalah y se recogían al volver a la situación del naufragio. En la creencia que los bienes eran del Gobierno Británico se hicieron los preparativos para llevar el tesoro al Reino Unido a través del Cabo de Buena Esperanza, para evitar que la plata entrara en las aguas territoriales egipcias por el Canal de Suez.

De camino hacia el Reino Unido, el 10 de agosto entraron en las Seychelles para un relevo y de nuevo, la plata fue dejada en el fondo del mar en aguas internacionales. El 3 de septiembre los 2364 lingotes recuperados de los 2391 perdidos, alguno se distrajo, fueron transferidos al supply Pacific Askari al sur de África, que será el barco que llegue a Southampton el 2 de octubre de 2017, una vez en el Reino unido la plata fue entregada a un deposito de aduanas de su graciosa majestad.

Cuando Hyett, como buen súbdito pirata, fue a reclamar su recompensa y méritos al Gobierno Británico se encontró que Oddyssey Marine Exploration, la que en 2007 nos robo el Nuestra Señora de las Mercedes, había contactado con el gobierno de Sudafrica ofreciéndoles recuperar la plata con un contrato «no cure, no pay» que les daba el 85% del botín. Enterados estos de la recuperación de la plata y de su depósito en UK, Sudáfrica reclamó la propiedad en el sentido de que la plata estaba destinada a ser utilizada en su fábrica de moneda para ser convertida en moneda. Total que pleitos los tengas y los ganes, el pasado 16 de diciembre el Almirantazgo ha fallado en contra de Sudáfrica.

Similar a nuestro Tribunal Marítimo Central, los ingleses tiene el «High Court of Justice, Queen’s Bench Division, Admiralty Court«, algo así como, el Tribunal Superior de Justicia del Almirantazgo de la Corte de la Reina y ha sido este Tribunal el que ha concedido los derechos de salvamento de 2391 lingotes de plata recuperados del naufragio del buque mercante SS Tilawa, aunque acepta que el naufragio del buque es propiedad del Gobierno del Reino Unido como resultado de los acuerdos de seguro en tiempos de guerra del Gobierno, lo mismo no se aplicaba a los lingotes de plata porque no estaban asegurados y tanto la carga era objeto de comercio y, por lo tanto, estaba sujeta a reclamaciones de salvamento. (Sentencia)

Sobre los Juzgados especializados, la Ley de Puertos española daba al Gobierno un año desde su entrada en vigor para regular la nueva organización de los Juzgados Marítimos Permanentes y del Tribunal Marítimo Central, la obligación no ha sido cumplida, el Ministerio de Transportes se toma las cosas con calma, la parte marítima tampoco es su fuerte y Defensa sigue manteniendo sus competencias judiciales, para auxilios, salvamentos y remolques, en cualquier caso, la verdad, es que se agradece el conocimiento marítimo de estos juzgados y su especialización, sobre todo vistas algunas actuaciones de togados de secano que en el desconocimiento salen por peteneras.

Esta entrada fue publicada en Derecho y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *