CMA CGM y los containeros LNG

El mes pasado de septiembre, coincidiendo con el evento online del GreenGasMobility, los franceses de CMA CGM ponían en servicio su nuevo portacontenedores, el CMA CGM Jacques Saade.

Primero de 9 hermanos, se trata de un bicho con proa recta de 23112 Teus propulsado por gas natural licuado, construido en los astilleros CSSC de Shanghai, lleva el nombre del fundador franco-libanés de la naviera y es el barco insignia actual de su flota.

Obviamente, estamos hablando del más nuevo y grande portacontenedores a gas, a poca distancia de la serie de los HMM Algeciras (23964 Teus) o de la serie de MSC Gulsun (23756 Teus) con una eslora de 400 metros y 61 de manga como los anteriores, parece claro que el gas ocupa un espacio mayor que el fuel pesado. Según la naviera, la tripulación será de 26 y la ruta prevista es Asia Norte de Europa y vuelta, con 13 escalas en 84 días (Pusan en Corea del Sur; Tianjin, Ningbo, Shanghai y Yantian, China; Singapur; Southampton, Dunkerque, Hamburgo, Rotterdam, y Algeciras en Europa; y Port Kelang en Malasia).

Como curiosidad, la capacidad del tanque de gas es de 18600M³, ahí es nada, esperemos no tener que saber mucho más, va debajo de la acomodación y la bahia anterior.

Por otro lado, el director ejecutivo de la Hapag-Lloyd, que al fusionarse con la United Arab Shipping Co, se quedó con 17 containeros LNG «Ready» de 15000 Teus, dice que no es viable la conversión por mucho «ready» que sean. Ahora están concluyendo la transformación en China del portacontenedores Sajir, e indica que el costo de la operación es de 35 millones de U$ que no los amortizarán en toda la vida del barco.

Por ello, no se plantean hacer nada con los que no son LNG «Ready» y de los otros 16 verán si convierten alguno más, ya que según su experiencia la conversión de los portacontenedores existentes a propulsión de LNG todavía no es comercialmente viable, siendo ellos la primera empresa que ha intentado el proceso y va a pagar el pato. No pide que le subvencionen como harían aquí, pero indica que hay que reducir esos costos a 25 millones o de lo contrario será económicamente muy difícil transformar más barcos.

Como lo verde vende y encima hay presión para no emitir más gases, está convencido que tiene que intensificar sus esfuerzos para reducir aún más la huella ambiental pero dice que una cosa es ser climáticamente neutro dentro de 30 años y otra serlo hoy en día.

Esta entrada fue publicada en Barcos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *