Golpe a un árbol de un Hidrodeslizador

La verdad es que son unos cacharros chulos, que me hubiera gustado pilotar. No sé si con la legislación actual en España estarían en un vació como los hidroaviones o sería inviable comercialmente por la obligación de permisos, desconocimientos y obligaciones.

Las zonas pantanosas son ideales para ellos, como desventajas, necesitan dar aire para gobernar, cuentan con el problema de no tener maquina atrás para reducir la velocidad, fiándolo todo al rozamiento y la hélice debe hacer un ruido de pelotas.

A lo que vamos, informe de los australianos de un bimbazo contra un árbol, el deslizador Gale Force estaba operando con pasaje y buena velocidad en una excursión por unos humedales de Sweets Lagoon, a 55 km al suroeste de Darwin, en el Territorio del Norte.

El recorrido de la excursión era a lo largo de un pantano, a veces poco profundo, fangoso y cubierto de vegetación. Al negociar un giro, se perdió el control de la aeronave y se la pegarón contra un árbol. El conductor del aerobote y los cuatro pasajeros a bordo resultaron heridos. El aerobote quedó dañado e inutilizado, por lo que hubo que llevarlo a tierra para repararlo.

Deslizador, aeronave, aerobote, hidrodeslizador, seguro que hay algún nombre más concreto pero no doy con el y todavía no nos ha llegado la serie como la de los montañeses o de los de Alaska en los pantanos de Florida o Luisiana con cocodrilos, mosquitos y otros bichos.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *