Salam Boccaccio 98

The investigation found that there was «wicked collaboration» between the company which owned the Egyptian ferry and the maritime authorities.

El informe del parlamento egipcio atribuye las culpas a su Administración Marítima y al Armador del barco, se destacan los intentos iniciales de culpabilizar al Capitán, del que no queda claro que abandonase el barco antes de hundirse, aunque sí que no emitió el socorro correctamente.

Para los que no conocemos el entramado, nos muestra que el armador, que está escapado en Londres, era miembro del parlamento egipcio y uso sus influencias en beneficio propio, entre otras cosas, para pasar los controles de seguridad.

Más aquí, aquí y aquí

Esta entrada fue publicada en Accidentes. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *