Celanova sin clase, ni seguro por violar las sanciones a Iran

Esto parece que va acabar en un lió con distintas versiones, todos contra todos mientras los 15 siguen abandonados y sin cobrar

El LLoyds List en un extenso artículo informa que el barco perdió la clase por saltarse las sanciones a Iran y da voz a la aseguradora, que como buena aseguradora intenta no pagar, y a la empresa armadora. Tambien pinchan al portavoz del Tesoro de EEUU que dice se toma en serio las acusaciones de conducta sancionable pero que ellos no comentan sobre la aplicabilidad de las sanciones en circunstancias individuales.

Al armador español GLOBALGAS, ahora en la diana por el caso de abandono de la tripulación del LPG Celanova, le quitaron la clase y el seguro tras las acusaciones de violar las sanciones iraníes.

El barco que perdió el timón en un temporal en diciembre mientras navegaba de Singapur a China, finalmente acabó remolcado para anclar a 13 millas de Manila. La tripulación lleva sin cobrar desde octubre según informa la ITF

Sin embargo, ahora se ha sabido que el barco había recalado en aguas iraníes en noviembre del año pasado, para transportar una carga de butadieno, lo cual iba contra las sanciones de Estados Unidos y las reglas del American Club, que procedió a retirarle la cobertura del seguro.

El director legal del American Club, Daniel Tadros,informa que debido a que el American Club es una empresa con sede en los Estados Unidos, una vez que se confirmó el origen de la carga, la cobertura del club terminó en todos los aspectos «ab initio».

Tadros también informo que el Bureau Veritas suspendió la clase el 8 de enero, pero el American Club no se dio cuenta de esto hasta aproximadamente el 22 de enero.por ello el club había pagado para remolcar la embarcación a un lugar seguro fuera de Manila, arregló las reparaciones de sus generadores y proporcionó otras ayuda a su Capitán y tripulación.

Tadros informó que obtuvo el permiso de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos para continuar ayudando a la embarcación y la tripulación, pero el permiso estaba condicionado a la carga restante a bordo. Cuando Globalgas organizó el transbordo de la carga a China, «el American Club se quedó sin poderes para ayudar».

«Solo recientemente, y por razones humanitarias, se le ha permitido al club proporcionar los suministros necesarios y otros servicios a la tripulación a pesar del hecho de que las obligaciones de la Convención de Trabajo Marítimo del club habían terminado el 8 de febrero de 2020», dijo el Sr. Tadros.

«El club también acordó ayudar con la repatriación de la tripulación, pero, al igual que la ITF y otras organizaciones internacionales, ha tenido dificultades para obtener el permiso para que el barco atraque en el puerto de Manila».

Por su parte Rodolfo Burgos, jefe de Globalgas, indicó: «Somos una empresa española, por lo que no nos afectan las sanciones unilaterales de Estados Unidos a ningún país y somos libres de comerciar según la Comisión Europea y las regulaciones españolas». La carga fue documentada originalmente de Omán, toda la documentación entregada por los cargadores era correcta y aceptada por los receptores, «por lo que no hay ningún hecho de que esta carga tenga origen en Irán, lo que, por cierto, no debería ser un problema».

Añadió que Celanova y Globalgas no han sido acusados de ninguna sanción estadounidense y que el American Club no había brindado asistencia a la tripulación con base en el seguro del MLC y que todos los suministros y servicios del barco son por cuenta de Globalgas. La naviera se declaró en quiebra voluntaria el 7 de marzo y que tenía la intención de desembarcar a la tripulación cuando las restricciones de coronavirus en Manila disminuyeran.

Según el Lloyd’s List Intelligence el Celanova entró en aguas iraníes el año pasado entre el 4 y el 8 de noviembre camino a Omán, y del 22 al 29 de agosto camino a Fujairah.

La ITF por su parte informa que el barco fue detenido por el Control del Estado del Puerto de Filipinas el 14 de febrero por incumplimiento del MLC por salarios impagados y está negociando con las autoridades españolas y filipinas sobre la repatriación de la tripulación.

Esta entrada fue publicada en Comercio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *