Accidente con sulfúrico

La sección de investigación de accidentes de Transportes Malta ha emitido su informe de la instigación del accidente del 20 de enero de 2019 a bordo del buque químiquero Sichem Ruby.

El barco en viaje de Aviles a Castellón, iba con un cargamento de ácido sulfúrico. Durante las operaciones de carga anteriores, el bombero, proactivo él, había notado que una de las válvulas de la línea de reachique del tanque 2 Babor (2P) tenía una ligera fuga y decidió corregirla.

El bombero retiró la válvula que goteaba y la reemplazó por una revisada. Aunque abrió la purga y la linea parecía sin presión, mientras apretaba el primer perno, un chorro de ácido sulfúrico le roció la cara y el cuerpo. Inmediatamente procedió a las duchas de descontaminación, que estaban fuera de servicio, y pidió ayuda.

La investigación indica que mientras se apretaba el perno, una brida ciega de teflón se desprendió o cedió bajo la presión del ácido sulfúrico que quedó atrapado en la linea restante posterior a la brida. El primero y el bombero anterior habían optado por esta opción para mantener las lineas limpias pero con la premura del relevo no fue comunicado, se encontraron más bridas ciegas de teflón.

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *