La culpa del patrón

Informe del NTSB de su investigación del incidente del 23 de octubre de 2018 del remolcador, por tamaño es medio mercante, Andrew Cargill MacMillan en el Bajo Mississippi cerca de Tallulah, Luisiana.

El remolcador empujaba 42 barcazas cargadas hacia el sur. Al doblar un recodo del rió, el remolque tocó el fondo, con lo que el tren de remolque hizo cabeza y entró en contacto con los duques de alba y una cinta transportadora de grano de Farmers Grain Terminal.

La cinta transportadora y la estructura quedaron destruidas, los duques y la primera barcaza resultaron dañados. No hubo heridos entre los diez tripulantes a bordo ni en tierra y tampoco contaminación.

Se estimaron los daños en 8 millones de U$ para la cinta y los duques y unos 74000 U$ para la barcaza. La causa según el NTSB del siniestro fue «la excesiva dependencia del piloto de las ayudas flotantes a la navegación», vamos que se confió en la boyas, una de estas por efecto de la corriente estaba casi debajo del agua, lo que le despisto, dio lugar a que el remolcador se encontrase fuera de posición y no pudiera completar con éxito el giro. Si hubiera usado otros medios «secundarios» de navegación igual no le hubiera pasado, pero como a toro pasado…

Esta entrada fue publicada en Investigación Accidentes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *